Noticias de Arquitectura


Niemeyer, el arquitecto de las curvas
agosto 21, 2009, 12:28 am
Filed under: Niemeyer | Etiquetas:

Por Susana Reinoso

De curvas está hecho el Universo, dice el célebre arquitecto y artista brasileño Oscar Niemeyer, que a sus 101 años aún se declara atraído por “la curva libre y sensual” que es la de las montañas, los ríos y el mar de su país. Tanto es así que su autobiografía, publicada en 1998, se titula Las curvas del tiempo. Una muestra que tiene como centro al creador que diseñó Brasilia, la capital del vecino país, abrirá hoy, a las 19, en la galería Portinari, de la Fundación de Estudios Brasileños (Funceb). “Inventar y vivir: Oscar Niemeyer en Pampulha” es una muestra singular, ideada por la curadora Tereza Bruzzi y montada por Alysson Felipe Amaral, que estará abierta hasta el 19 de septiembre. La exposición ya estuvo en Belo Horizonte, una de las ciudades del norte brasileño con resonancias más africanas, y tuvo una enorme repercusión. Los paneles fotográficos instalados en la Funceb exhibirán las cuatro obras curvas y majestuosas de Pampulha (Belo Horizonte), que marcó la entrada de Brasil en la arquitectura moderna mundial. Son la Iglesia de San Francisco, La Casa de Baile, el Casino y el Yacht Club.

Niemeyer es el artista que hizo arte del cemento, explorando todas sus posibilidades estéticas y constructivas. Sus huellas se hallan en varios países. La muestra en Buenos Aires, que estará compuesta por fotos, objetos y textos, recorre desde la mágica invención a partir de la nada, la arquitectura imaginada que da forma al sueño y concluye en la materialidad de la obra. Además de la exposición, habrá en la Funceb, hasta septiembre, un ciclo cultural con documentales y conferencias en las que se evaluará su obra.

Niemeyer nació en Río de Janeiro. Con 70 años de vida profesional, sus pasiones confesas son la arquitectura y la política. En 1937 diseñó su primera obra en Río. Y hace dos años inauguró la más reciente: el Teatro Popular de Niteroi. En julio de 2010, el Centro Cultural Internacional que diseñó en Avilés, España, estará operativo con museo incluido. En tanto, en Rosario, la crisis obliga a posponer el inicio del Puerto de la Música, soñado por Niemeyer a orillas del Paraná.

sreinoso@lanacion.com.ar

Anuncios


Problemas entre el príncipe de Gales y el Instituto Británico de Arquitectos
agosto 21, 2009, 12:27 am
Filed under: Arquitectura Inglesa | Etiquetas:

viernes, 21 de agosto de 2009

Ya se lleva tiempo escuchando que no siempre los planes de Carlos de Inglaterra casan con los proyectos del Instituto inglés. Ahora, este ha señalado su disconformidad en cuanto a cambios que el propio príncipe ha realizado ajustándose a sus gustos personales y no a lo acordado con anterioridad.

El plan arquitectónico consiste en realizar una importante obra de un complejo de oficinas y tiendas, cercano a la catedral de St. Paul. Un presupuesto de 500 millones de libras para el director de dicho proyecto, el conocido arquitecto Jean Nouvel. Sin embargo, se asegura que supuestamente, el príncipe Carlos ha intervenido para que no sea él quien lleve a cabo el diseño, sino otro diseñador que él considera más adecuado.

El plan, llamado “One New Change”, sufre entonces, un cambio importante y al considerarse este fuera de lugar, el Instituto Británico de Arquitectos se ha quejado de forma pública tachando la acción de “descarada y perniciosa” y pidiendo “un paso atrás” al heredero de la corona.

Según Mikey Hussey, director londinense de Land Securities, empresa dedicada al desarrollo de edificios comerciales, el príncipe Carlos escribió una carta al Instituto donde se señalaba la necesidad de que “cerca de St. Paul debería haber algo brillante” y en la misma misiva recomendaba a uno de sus propios asesores arquitectónicos.

La postura del hijo mayor de Isabel II en cuanto a la arquitectura, siempre ha sido el oponerse a la arquitectura moderna así que no es de extrañar que se oponga a las ideas de Jean Nouvel, prestigioso arquitecto modernista.



Quand le prince Charles voulait empêcher Jean Nouvel de “dénaturer” Saint-Paul
agosto 20, 2009, 7:45 pm
Filed under: Nouvel | Etiquetas:

LE MONDE | 19.08.09 | 17h46

ondres, correspondant

Le prince Charles est un homme de convictions, aux opinions architecturales très arrêtées. Ainsi, en 2005, l’héritier au trône d’Angleterre a tenté d’empêcher l’architecte Jean Nouvel de construire un immeuble de verre et d’acier adjacent à l’illustre cathédrale Saint-Paul, au coeur de Londres. Le fils aîné d’Elizabeth II avait écrit au directeur général de Land Securities, promoteur du projet One New Change, pour écarter Nouvel en invoquant la nécessité de “permettre à la cathédrale Saint-Paul de briller” avec un projet qui la mettrait mieux en valeur.

// //

//

L’ingérence de l’héritier présomptif de la Couronne vient d’être révélée dans l’édition du 17 août du quotidien The Guardian, qui cite Mike Hussey, alors responsable londonien de la société immobilière. “Le prince n’avait pas vu le plan, explique M. Hussey. Il s’est plaint de la sélection des architectes. Il ne voulait pas d’un moderniste.” De plus, l’ancien promoteur accuse Son Altesse Royale d’avoir fait pression sur ses supérieurs pour remplacer Nouvel par son architecte préféré, Quinlan Terry, adepte des matériaux traditionnels, comme la brique et la pierre. “Son intervention était inappropriée et nous avons décliné sa proposition”, insiste l’ancien dirigeant de Land Securities. Le bâtiment de Nouvel est actuellement en cours de construction.

PROCESSUS FAUSSÉ

Depuis la diffusion, en 1988, d’un film qu’il avait réalisé, le prince de Galles n’a eu de cesse de combattre les méfaits, à ses yeux, des architectes modernistes. Sa dernière intervention (Le Monde du 22 juin) a eu raison de l’ambitieux projet des Chelsea Barracks, une caserne désaffectée de l’ouest de la capitale.

A la suite d’une lettre envoyée par le prince au propriétaire, l’émir du Qatar, le maître d’oeuvre Richard Rogers a été limogé. Parmi les candidats retenus pour le remplacer figurent d’ailleurs une poignée d’inconditionnels de la vision traditionnelle chère à S.A.R.

“Le prince ne doit pas donner son opinion, car elle fausse le processus de planification” : la prestigieuse Royal Institute of British Architects a ainsi dénoncé l’oukase lancé, en 2005, par le futur Charles III contre le concepteur français. L’association professionnelle voit derrière cette campagne princière l’influence rétrograde de la Prince’s Foundation for the Built Environnment, l’organisation caritative de promotion de l’architecture classique qu’il a créée.

Jean Nouvel avait été choisi à l’issue d’un concours international. Son projet entrait parfaitement en symbiose avec le paysage autour du chef-d’oeuvre de Christopher Wren. Surtout, le célèbre bâtisseur bénéficiait du soutien de la Corporation of London, l’organisme gestionnaire de la City, où est située la cathédrale Saint-Paul.

Se définissant comme un dissident, le prince de Galles n’avait pas hésité à défier sa propre mère sur ce dossier. En effet, en 2001, Elizabeth II avait décerné à Jean Nouvel la médaille d’or royale pour service rendu à l’architecture. A titre personnel…

Marc Roche


Daily Poll: Prince Charles vs. Everyone in Architecture Battle
agosto 20, 2009, 7:44 pm
Filed under: actualidad | Etiquetas:
4:24 pm Tuesday Aug 18, 2009
by Kelsey Keith
The Prince of Wales is a study in contrasts: Britain’s first in line to throne after QE2 and tabloid target; simultaneously a proponent of organic farming and avid preservationist. Now Bonnie Prince Charlie is once again ruffling feathers by asserting his authority over two high-profile public building projects in the UK. What would Obama say?*

The latest brouhaha is over a proposed £14.5m building in Swindon for the UK’s National Trust, the non-profit caretaker of British land and coastline of which Prince Charles is a very prominent, and lucrative, patron. Despite the prince’s commitment to sustainability, his design preferences are less than modernist, resulting in an impasse that threatens his role as benefactor. And now the politicos are getting involved. According to Republic, the campaign for an elected head of state, “The public have a right to know the full extent of Charles’s meddling,” said spokesman Graham Smith. “We need to know if decisions are being made according to what the public wants and needs or according to what Prince Charles wants.” Them’s fightin’ words.

This comes after a scuffle reported on by The Guardian in which the Prince tried to intervene sight unseen with Jean Nouvel’s design for a £500m commercial and retail project situated next to London’s St. Paul’s Cathedral. (Getting no love lately, are we Jean?) As a rebuttal to Nouvel’s contemporary plan, he urged the owners to adopt a different kind of architecture offered by his own team of architects, termed by Nouvel to be “pastiche design” and assumed by everyone else to be a diluted throwback to classical British architecture.



El Príncipe Carlos también dice “no” a Nouvel
agosto 20, 2009, 7:42 pm
Filed under: Nouvel | Etiquetas:

Pide que se rechace su proyecto junto a la Catedral de San Pablo

M. MATO Haber recibido el premio Pritzker de arquitectura y ser autor de algunos de los edificios más bellos del planeta en las últimas dos décadas, por extraño que parezca, no ha puesto a todo el mundo a los pies del francés Jean Nouvel. De los más de 211 proyectos desarrollados por su estudio en los últimos 38 años, alrededor de 144 están aún a la espera de ser construidos, muchos de ellos, convertidos en papel apolillado a pesar de haber ganado concursos de ideas. Uno de ellos, “Peirao XXI”, iba a situarse en el litoral vigués hasta que la actual presidenta del Puerto de Vigo, Corina Porro, analizó la macroiniciativa y decidió darle carpetazo por “fantasiosa e inviable”. Claro que su opinión no es compartida por el alcalde, Abel Caballero, promotor de la idea y que la considera imprescindible, al igual que el ministro de Fomento, José Blanco.
Porro, sin embargo, no es la única que dice “no” a Nouvel. El mismo Príncipe de Gales presionó todo lo que pudo para que el arquitecto renunciase a un proyecto de zona comercial y oficinas junto a la Catedral de San Pablo en Londres. Cristal en acabado mate y una gran plaza al aire libre en el tejado para disfrutar de unas vistas totalmente diferentes de la Catedral contigua son los puntos fuertes de un diseño ultramoderno firmado por Nouvel y cuya construcción avanza.
El arquitecto había elegido para su obra la denominación de “Un nuevo cambio”, una propuesta que horrorizó al Príncipe de Gales, harto de que en la city se multipliquen los edificios de vanguardia ensombreciendo –según su parecer– las clásicas estructuras arquitectónicas.
Según ha desvelado el diario británico The Guardian, el Príncipe Carlos envió una carta privada a los promotores comerciales Land Securities (que promovieron un concurso de ideas para la zona comercial) con el fin de hacerle ver al director, Mike Hussey, que el diseño elegido había sido el más “erróneo” de todos.
Como crítica constructiva, señalaba también en la misiva que el diseño en la zona debería permitir “a San Pablo (catedral donde se casó con la fallecida Lady Di en 1981) relucir de forma brillante”, por lo que ofrecía a sus propios consejeros arquitectónicos, más acordes con las formas tradicionales y no con la innovación y líneas contemporáneas de Nouvel.
Al heredero de la corona inglesa, de poco le valieron las palabras del creador francés, quien asegura que “el diseño de ´Un nuevo cambio´ trata de enriquecer la City con un nuevo toque de modernidad, uno que alcance a hablar por sí solo para contemplar y revelar el carácter diverso de los alrededores. Es un edificio contemporáneo que creará un diálogo con [la catedral de] San Pablo y sus edificios anexos”.
El Príncipe Carlos obvió las metáforas y verborrea del arquitecto francés en su carta. Cuenta el director Mike Hussey que el ex marido de Lady Di “me escribió una carta cuando acabábamos de seleccionar a Nouvel sugiriendo que deberíamos conocer a sus arquitectos preferidos. Él no había visto el proyecto; simplemente se quejaba de la selección del arquitecto. No quería uno modernista”. A pesar de sus sugerencias, el proyecto de Nouvel [creador de la torre Agbar en Barcelona] en la city prosigue.
Este mismo año, se conocía también que el Príncipe Carlos había querido boicotear el proyecto de otro grande de la arquitectura mundial Richard Rogers. Este ganador del Premio Pritzker había desarrollado un complejo residencial de cristal y acero en el corazón de Londres que contaba con el apoyo de la familia real de Qatar.



Carlos de Inglaterra intentó bloquear al arquitecto Jean Nouvel
agosto 20, 2009, 7:37 pm
Filed under: Nouvel | Etiquetas:

Por Agencia EFE – hace 3 días

Londres, 17 ago (EFE).- El príncipe Carlos de Inglaterra intentó bloquear un proyecto del famoso arquitecto francés Jean Nouvel en las inmediaciones de la catedral londinense de San Pablo.

Ver nota completa



A ESCALA HUMANA
agosto 20, 2009, 7:35 pm
Filed under: Conservacion | Etiquetas:

Perderse por la campiña véneta en los alrededores de Vicenza permite ir en busca de la serena belleza de las villas renacentistas proyectadas por el arquitecto Andrea Palladio

AGUSTÍ FANCELLI 17/08/2009

En la era pre Internet -a principios de la década de los ochenta- no era nada fácil para un aficionado a la arquitectura ir en busca de las villas de Andrea Palladio (1508-1580) desperdigadas por la región del Véneto. Por supuesto sus obras mayores, institucionales, no presentaban ninguna dificultad de localización: las iglesias de San Giorgio e Il Redentore, en Venecia, o el Palazzo della Ragione (Basílica) y el Chiericati, en Vicenza, donde ejerció su arte con mayor asiduidad, estaban perfectamente señalizadas. Pero las villas rurales que construyó para la rica y refinadísima burguesía local eran bastante menos conocidas. Joseph Losey había hecho mucho por su divulgación con su película Don Giovanni, al situar la casa del seductor sevillano en la Villa Almerico Capra (1566), más conocida como La Rotonda, a la que se llega dando un paseo desde el centro de Vicenza (paseo que no omitirá una visita a la Villa Valmarana, con frescos de Tiépolo). Pero para proseguir el itinerario palladiano hacía falta dirigirse a la oficina de turismo, donde te facilitaban unas hojas ciclostiladas con mapas trazados a mano para dar con esplendores como Villa Trissino, Villa Barbaro o Villa Emo en la campiña vicentina. Faltaban aún unos cuantos años para que la Unesco incluyera en su catálogo de Patrimonio de la Humanidad 24 de esas casas. Y por si no bastara, ahora mismo hay en CaixaForum de Barcelona (hasta el 6 de septiembre; del 6 de octubre al 17 de enero podrá verse en Madrid) una espléndida exposición dedicada al arquitecto con maquetas de sus obras. De modo que hoy fabricarse un itinerario para descubrir este legado resulta pan comido, y más con navegador en el coche.

En un momento en que la arquitectura contemporánea ha adquirido un carácter totémico que la ha alejado de la escala humana, realizar este viaje es un retorno al oficio, a la amplia formación técnica y artística que demanda para adaptar la obra a las exigencias del cliente y por ende a la sociedad a la que sirve. Nacido en Padua el 30 de noviembre de 1508, Andrea Palladio, que por entonces se llamaba Andrea di Pietro della Gondola, empezó a trabajar en una cantera de su ciudad natal a los 13 años. Picaba piedra: así se relacionaba con la materia de la que habría de servirse como artista en el futuro. En 1524 entró en el taller de Giovanni da Porlezza y Girolamo Pittoni, los maestros de Pedemuro, en Vicenza, y allí comenzó su amplia formación intelectual que tuvo un momento culminante cuando, en 1538, conoció al conde Giangiorgio Trissino, escritor, poseedor de una de las más célebres bibliotecas del Renacimiento y mecenas de Miguel Ángel, Benvenuto Cellini o Pietro Bembo. Con Trissino, Palladio viajó a Roma para conocer la arquitectura all’antica (a la antigua) que había de servir de modelo para ennoblecer Vicenza. En 1554 publicó el libro La antigüedad de Roma, trabajo previo a su obra teórica fundamental, Los cuatro libros de la arquitectura, aparecidos en 1570. Por cierto, fue el propio Trissino quien en 1545 bautizó al arquitecto con el seudónimo de Palladio, en honor de Palas Atenea, diosa protectora de las artes.

Las villas, construidas para los ricos propietarios rurales, son conmovedores ejemplos de equilibrio entre el palacio rural y la factoría agrícola. Palladio incorpora junto a las plantas nobles las barchesse, alas laterales destinadas a los trabajos del campo, de manera que no interfieran en el ambiente de los propietarios, dedicados a la explotación de la finca tanto como al cultivo de las artes. Frontones y sombreadas loggie (porches) ennoblecen estas construcciones a la medida del hombre, integradas en la suavidad del paisaje véneto. Visitarlas es reconciliarse con la escala humana.

A las citadas villas Barbaro, en Moser (provincia de Treviso), y Chiericati, en Vancimuglio di Grumolo delle Abadesse (Vicenza) habría que añadir como mínimo la de Emo (Vedelago) y Zeno (Cessalto), así como la Villa Foscari, llamada La Malcontenta, junto al canal del Brenta. Pero ya se ha dicho, con los medios actuales, cada uno puede fabricarse el itinerario a medida. Lo disfrutará.