Noticias de Arquitectura


Sobre los arquitectos
junio 17, 2009, 1:09 am
Filed under: Acádemia | Etiquetas:

Jordi Querol | Actualizado 14.06.2009 – 01:00

Recientemente, en alguno de mis artículos, he comentado los problemas actuales de la titulación de arquitecto surgidos de las negociaciones llevadas a cabo por la aplicación del Proceso de Bolonia, y también he reflexionado respecto al ejercicio de esta profesión. En todos ellos he remarcado dos hechos básicos por juzgarlos fundamentales: El nivel Master, después de 6 años de estudios, y el cumplimiento de las atribuciones de Arquitecto que emanan de la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE). Históricamente, la profesión de arquitecto en España siempre ha tenido la máxima calificación académica, humanística, técnica y social, y así ha sido reconocida en toda Europa, empezando por la sociedad cultural y empresarial de nuestro país. Sin esta consideración general, nuestros políticos nunca hubieran podido aprobar en el año 1999 la LOE. Reiteradas veces he manifestado mi sorpresa al constatar que se haya podido aceptar tan ligeramente una alteración de la histórica denominación del título académico de Arquitecto, situándolo a nivel de grado. El retraso en reaccionar es alarmante. Llevamos casi un año de demora, lo que ha dado lugar a que ya se estén impartiendo en algunas escuelas privadas de arquitectura de España cursos en esta dirección. Para que los arquitectos en general podamos seguir ocupando con rigor nuestro verdadero lugar en el mundo de la edificación, el nivel de nuestra formación ha de ser el adecuado. ¿Cómo si no es posible que el arquitecto proyecte, coordine y dirija a cuantos otros técnicos pudiesen intervenir en el proceso edificatorio tal y como establece la LOE?

Poco a poco se han ido juntando cuestiones y, en la actualidad, la suma de todas ellas nos ha conducido a un vertiginoso abismo. Ayudados por una crisis imparable, actualmente en España, se palpa una situación de gran inestabilidad, un desequilibrio extraordinariamente peligroso para la sociedad. Pensando en todo esto en general, y en la LOE en particular, se me ocurre que para sacar a nuestra profesión de esta delicada situación debemos empezar por lo básico: una seria reconsideración de los planes de estudios. El denominado Proceso de Bolonia, así como las directivas europeas que nos atañen directamente, son cuadros generales donde caben infinidad de interpretaciones. En los mencionados marcos quedaban claros tres planos muy concretos: grado (3 años), master (5 años) y doctorado (8 años). Escoger entre tantos caminos era muy simple; lo que no se podía hacer era encasillar el título de arquitecto en el nivel de grado. ¡Un gravísimo error! La sociedad actual, como la de antes, necesita arquitectos generalistas responsables. Arquitectos preparados que, con un título adecuado, puedan dirigir, como hasta ahora han hecho, a los equipos pluridisciplinares que intervienen en los complicados procesos de edificación. Ahora, rectificar es una cuestión muy urgente.

Anuncios


Profesores de Granada denuncian que el plagio es hoy una «práctica común»
octubre 1, 2008, 10:39 pm
Filed under: Acádemia | Etiquetas:

La copia científica entre investigadores universitarios está a la orden del día, pero nuestro país carece de las instituciones adecuadas para combatirlo.

Un grupo de más de 40 profesores de la Universidad de Granada acaba de constituir la Plataforma contra el Plagio, cuyo objetivo es proponer medidas sancionadoras eficaces contra una de las prácticas más deleznables del ámbito académico.

El plagio, tanto en las áreas científicas y técnicas como en humanidades, es una práctica extendida por todo el mundo. El problema es que en España, según denuncia este grupo de profesores, ni siquiera existen organismos que lo controlen, al contrario que en otros países europeos y americanos.

Para Rosa María Medina Doménech, profesora de Anatomía Patológica e Historia de la Ciencia e impulsora de la plataforma de la mencionada Universidad, en nuestro país «no hay voluntad de vigilancia», lo que implica que no se tengan datos sobre la extensión que ha adquirido la práctica del plagio.

Sin embargo, y por la experiencia de los profesores, cabe interpretar que se trata de «una práctica muy extendida, podría decirse que común», tanto entre investigadores como entre alumnos. A falta de un comité nacional al que los afectados puedan acudir con sus quejas, los profesores de Granada pedirán a su rector la creación de un órgano que cumpla estas funciones. Lo ideal, en cualquier caso, sería impulsar el modelo alemán: comités especializados con capacidad de sancionar académicamente a los plagiadores.



«Irse al extranjero debería ser obligatorio para todos los universitarios»
agosto 3, 2008, 4:51 pm
Filed under: Acádemia


«No creo que exista la suficiente demanda en Asturias para crear una Escuela de Arquitectura en Gijón»

ELENA SUÁREZ GARCÍA ELOY MÉNDEZ Arquitecto, habla cinco idiomas

En cuarto de Arquitectura decidió que quería conocer mundo y dejó su Escuela de la Universidad de La Coruña para finalizar sus estudios en la ciudad alemana de Karlsruhe, a donde se trasladó gracias a una beca «Erasmus». Una vez licenciada, Elena Suárez volvió a tirar de ayudas europeas y solicitó otra beca, esta vez una «Leonardo», que le permitió trabajar en un estudio de arquitectos en Friburgo. Después colaboró en otro en París, ciudad donde residió casi año y medio. Ahora se plantea agrandar su currículum en Rotterdam, «uno de los mejores lugares para dedicarse a lo mío». Tanto ir y venir le ha permitido dominar cinco idiomas y conocer alternativas al mercado laboral asturiano, donde espera encontrar un hueco «dentro de unos años».

-En España, ¿se valora poco a los jóvenes licenciados?

-En Alemania o en Francia, sin experiencia laboral, te pagan el doble que aquí. Y la vida está casi igual de cara. En París yo pagaba quinientos euros de alquiler y en Madrid te cuesta prácticamente lo mismo. Creo que en esos países se valora más tener una titulación.

-¿Acaso los españoles están peor preparados?

-En España el nivel de la Universidad es más alto que en otros países. Sales de la Facultad con más conocimientos. El problema es que los estudiantes españoles no trabajan durante la carrera. En el resto de Europa, obligan a tener como mínimo seis meses de prácticas. Así, antes de acabar ya conoces lo que es el mundo laboral.

-Los grandes arquitectos españoles son cada vez más conocidos.

-Actualmente la arquitectura española está en auge. Hay varios que se están dando a conocer a nivel internacional. El primero de todos es, por supuesto, Santiago Calatrava.

-Español o no, ¿tiene predilección por alguno?

-A mí me gustan mucho un arquitecto holandés que se llama Murdv y el grupo suizo Herzog & De Meuron, y otros que son menos conocidos a nivel internacional.

-A nivel local, ¿es buena idea que Gijón cuente con una Escuela de Arquitectura?

-Creo que no se sabe muy bien si se va a hacer o no. No sé hasta qué punto es necesario. Al fin y al cabo, la gente de Asturias se va a La Coruña o a Valladolid. Son universidades que están relativamente cerca. Cuando yo empecé a estudiar, había mucha más demanda. No creo que exista suficiente demanda en Asturias para hacer una Escuela en Gijón.

-El plan Bolonia para unificar criterios en Europa es ya una realidad.

-Realmente nunca va a ser lo mismo estudiar en un país que en otro. Existen principios diferentes en cada país. Incluso entre las universidades españolas existen planes distintos en las diferentes carreras.

-De lo que se benefician por igual los estudiantes europeos es de becas como la «Erasmus».

-Irse al extranjero debería ser obligatorio para todos los universitarios. Es una gran experiencia por muchos motivos. Hay gente que teme a los idiomas, pero creo que no debe ser un impedimento. Es una gran experiencia no sólo como estudiante, sino a nivel personal. Es algo muy positivo porque te enseña a ser más independiente y a funcionar por ti solo. Y eso siempre es bueno.

-La crisis de la construcción, ¿afecta también a los arquitectos?

-Ya está afectando. Tengo amigas en Madrid que me dijeron que están despidiendo a muchos trabajadores en los estudios. No se construye porque no hay dinero. Es lo que le pasó a Martinsa-Fadesa, que entró hace unos días en suspensión de pagos.

-Easyjet amenaza con suspender los vuelos Asturias-Madrid. ¿Mala noticia?

-No sé hasta qué punto perjudicará esto a Asturias. Además, los vuelos baratos lo son si pagas el billete con cierto tiempo. Creo que la gente que tenga que ir y venir de Madrid a Asturias y al revés, lo seguirá haciendo. No creo que afecte demasiado.

-El que se va de Asturias, ¿tiene difícil el regreso?

-Yo espero regresar, pero por el momento, no. Volveré cuando quiera asentar mi vida profesional y personal. Y si vuelvo será también porque se haya acabado el mileurismo, o al menos, no vaya a tener que ser una de las que lo sufran. Porque si me están pagando el doble fuera, prefiero no regresar.

-El año que viene la «Semana negra» se va al campus. ¿Regresarán los visitantes?

-Este año no estuve. Para mí la «Semana negra» no tiene nada de interés. No dejan de ser bares que ponen sus carpas y atracciones. Que se vaya para el campus de Viesques me parece muy bien, porque así dejarán un poco libre el centro de Gijón. Aunque tenga éxito, a mí, personalmente, no me gusta.

-Para éxito el de los festivales musicales de verano. ¿Demasiada oferta?

-Lo bueno de los festivales es que existen muchos, pero muy diferentes. Si te vas al FIB ya sabes a lo que vas. Por el contrario, si vas al de Ortigueira sabes que tendrás otro tipo de música. Hay competencia, pero también hay variedad. No creo que tengan problemas para seguir celebrándose.

-Problemático parece el calendario inicial que le ha tocado al Sporting. ¿Toca sufrir?

-No sigo mucho el fútbol. Sé que los primeros partidos serán difíciles. Al menos, la gente llenará el campo al principio de la Liga para ver a los mejores equipos y vendrá hasta Gijón. Eso, por lo menos, es bueno para que venga turismo a la ciudad.

-La Laboral se ha convertido en uno de los referentes turísticos de Gijón. ¿Qué le parecen los nuevos usos del edificio?

-Sinceramente, no estoy demasiada informada de lo que ocurre en Gijón. Creo que la Laboral es un edificio importante para la ciudad. De hecho, se estudia en historia de la arquitectura española. Recuerdo que cuando yo era pequeña era un edificio que estaba abandonado. Así que veo muy bien que se haya sabido aprovechar para potenciar el turismo en Gijón.

Arquitecto, habla cinco idiomas

«A pesar del plan Bolonia, nunca va a ser lo mismo estudiar en un país que en otro»

«Me parece muy bien que la Laboral se haya sabido aprovechar para potenciar el turismo»

«La crisis de la construcción ya está afectando a los estudios de Arquitectura»

-Nació el 13 de septiembre de 1982.

– Estudió EGB, BUP y COU en el Colegio de La Asunción.

– Inició sus estudios de Arquitectura en la Escuela Superior de la Universidad de La Coruña.

– Antes de iniciar su cuarto año de carrera, solicitó una beca «Erasmus» y cursó el resto de asignaturas y el proyecto fin de carrera en Karlsruhe, Alemania.

– Tras conseguir la licenciatura, trabajó durante varios meses en la ciudad de Friburgo gracias a una beca «Leonardo».

– Se trasladó hasta París, donde colaboró en prácticas en un estudio.

– Habla, además del español, otros cuatro idiomas: inglés, francés, alemán e italiano.

– En septiembre se trasladará a Holanda.



Dos profesores de la Escuela de Arquitectura de la ULPGC han sido galardonados con el Premio de Arquitectura de Canarias
junio 22, 2008, 3:30 am
Filed under: Acádemia

Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

Pedro Romera García (profesor de Proyectos Arquitectónicos) y Ángela Ruiz Martínez (profesora de Arquitectura) han sido galardonados con el Premio de Arquitectura de Canarias en la modalidad “Obra nueva Vivienda”.

19/6/2008

Dos profesores de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Pedro Romera García (profesor de Proyectos Arquitectónicos) y Ángela Ruiz Martínez (profesora de Arquitectura) han sido galardonados con el Premio de Arquitectura de Canarias en la modalidad “Obra nueva Vivienda” por el proyecto de Ocho casas inscritas y tres patios y además han obtenido una mención por la vivienda unifamiliar en Santamargarita.

El acta del jurado señala lo siguiente de ambos proyectos
– Premio de Arquitectura de Canarias, modalidad obra nueva vivienda, Ocho casas inscritas y tres patios: “El Jurado concedió el Premio a ocho casas inscritas y tres patios (edificio VPO), en Santa Lucía de Tirajana, Gran Canaria, de los arquitectos Pedro Romera García y Ángela Ruiz Martínez, “por el desarrollo dentro del difícil marco normativo de la vivienda social de una pieza
arquitectónica de gran fuerza plástica, donde la cualidad mutante de su fachada y la experiencia sensitiva a través del uso del color, la luz, el aire y la materia, reproponen de manera sorpresiva la relación dentro-fuera desde la expresión de lo particular hasta lo silencioso colectivo”.

– Mención, vivienda unifamiliar Santamargarita: “La mención a la vivienda en Santamargarita se concedió porque “la casa procura dos experimentos atrevidos. Primero, reconsidera la tradición de la casa unifamiliar que se propone como máquina de mirar al paisaje, creando un intrincado sistema de transparencias y opacidades que se extienden hasta los límites de la parcela. En segundo lugar, reexamina el rol de la valla de cerramiento tratándola como escultura amable ajena al lenguaje del propio edificio. Simultáneamente a la discusión sobre el éxito de cada experimento, el jurado se siente unánime en su deseo de animar tal investigación”.



De la mediocridad
abril 27, 2008, 6:24 pm
Filed under: Acádemia

Mi primer año de Universidad
El diario semanal de la mejor nota de selectividad de Catalunya

Berta Cusó | 26/04/2008 – 08:53 horas

A veces un mal día puede arreglarse inesperadamente. Hacia el final de una semana dura (en realidad, han sido tres semanas muy duras), llega la conferencia de proyectos, esa a la que asistimos todos los alumnos de primero. Hoy habla Moisés, que es el responsable de la asignatura. Es un hombre con una voz contundente que inspira respeto y curiosidad a la vez, y transmite mucha pasión.

Nos plantea un zapping de arquitectura, una colección de imágenes, curiosidades y paradojas acompañada de sus impresiones, su experiencia, sus opiniones…

Y hablar de arquitectura significa también hablar del mundo y de la globalización, de cómo se tiende a unos modelos y se pierde la diversidad. Con un humor un tanto irónico, hace una crítica del mundo mediático en la arquitectura, de esas obras de dudosa calidad que son aclamadas por la prensa. De esos arquitectos archiconocidos a los que recurren las ciudades en necesidad de un símbolo que las identifique en el mundo o les dé un golpe de efecto.

Y en medio de crítica y humor también ha sabido describirnos un monumento en Portbou, o más bien ha descrito su propia experiencia cuando lo visitó. Ha conseguido emocionarme. La experiencia estética puede ser muy intensa, casi mística, y cuando alguien sabe transmitirla así… pues emociona.

Su discurso no ha sido pesimista, pero tenía un mensaje muy claro. Es una lástima que la arquitectura se encuentre tan banalizada, que en los medios se trate como un espectáculo, y que algunos arquitectos que podrían hacer buenos proyectos se sumen a esta búsqueda de la espectacularidad y la resonancia mediática.

Y una se plantea si es posible huir de esa mediocridad, de la arquitectura rimbombante de fuegos artificiales y lucecitas. Estoy convencida de que en nuestro futuro profesional una puede decidir no entrar en este juego de los millones y las monas de pascua. Todo es cuestión de la opción personal y del esfuerzo que cada uno esté dispuesto a hacer. Es posible la arquitectura digna. Si uno tiene las cosas un poco claras y no hace lo que no quiere hacer, seguro que puede alejarse de la mediocridad.

En fin, la conferencia de Moisés nos ha hecho pasar un buen rato a todos. Ha servido para reír y para pensar. La arquitectura es mucho más que torres y premios y paredes forradas de verduras. A mí me ha transmitido mucha fuerza y me ha hecho sentir que estudiando Arquitectura estoy donde quiero estar.