Noticias de Arquitectura


Ricardo Legorreta o el poeta de la arquitectura
enero 31, 2007, 2:04 pm
Filed under: Humanista, Legorreta, México

por: EL INFORMADOR/Redacción
fecha de publicación: 28-01-2007, 23:01 hrs.

Reconocimiento al trabajo del artista que siempre ha buscado los cauces expresar en sus proyectos su punto de vista humanista

La capital jalisciense rinde homenaje a Ricardo Legorreta, arquitecto ante todo, pero también poeta de muros y colores, definición de un mexicano que ha trascendido fronteras con el orgullo de serlo y que impone en sus proyectos de gran envergadura el humanismo que tanto defiende.

“Para mí es muy importante la presencia del humanismo mexicano en la arquitectura. Me sorprende que cuando la tecnología domina el mundo, a nosotros nos llamen cada vez más de países poderosos para hacer obras”, manifiesta este ilustre creador de la realidad arquitectónica de nuestro tiempo, de regreso por la puerta grande a Guadalajara dos meses y medio después de su participación en la Cátedra Latinoamericana Julio Cortázar impartiendo un curso y una conferencia magistral, en esta ocasión para inaugurar en el Instituto Cultural Cabañas una muestra retrospectiva de su obra realizada a lo largo de más de 40 años de trayectoria profesional y de incursionar en un amplio abanico de géneros, realizando impresionantes proyectos para fábricas, laboratorios, unidades habitacionales, residencias, oficinas corporativas, museos, universidades y centros comerciales que reflejan de igual manera su sensibilidad y el gusto por la cultura de su país.

Eso si los trabajadores del sindicato del Instituto Cultural Cabañas no lo impiden, como advertían hacer en la convocatoria de una conferencia de prensa enviada el pasado viernes a los medios de comunicación para informar de las acciones a emprender en protesta por no haber recibido el pago de la partida correspondiente al ahorro presupuestal que les corresponde cada cierre de año. Sin embargo, la cancelación de la reunión con los periodistas el mismo 26 de enero hace garantizar al Antiguo Colegio de San Ildefonso y a la Secretaría de Cultura (SC) del Gobierno del Estado la exhibición entre el 1 de febrero y el 16 de abril en el Instituto Cultural Cabañas de la muestra Legorreta. Poeta de los muros y el color, organizada con el patrocinio de Ayamonte Ayamonte Club Residencial y el apoyo del Colegio de Arquitectos de Jalisco.

A través de fotografías que abarcan todos los tamaños -desde el pequeño formato al mural-, maquetas, videos, esculturas y planos esta exposición, presentada anteriormente en el Antiguo Colegio de San Ildefonso de la Ciudad de México y en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, brinda un acercamiento cronológico a los proyectos realizados por Legorreta desde 1963 hasta 2005, al tiempo que ofrece un reconocimiento al trabajo de este prestigioso experto de la arquitectura, “una actividad maravillosa -en sus propias palabras-, porque conjuga no sólo una función física, sino una función emocional con la belleza”.

Hace hincapié en la parte humana que tiene además la arquitectura y en su enmienda de “hacer espacios en los cuales el ser humano se sienta bien, sea feliz y lleve a cabo sus actividades; ésa es la poesía de la arquitectura”.

Para él, influenciado tanto de la arquitectura vernácula como de la musulmana del norte de África, visitar los pueblos de México, lugares como Marruecos o regiones islámicas y ver cómo la gente “hace arquitectura sin ser arquitecto”, no sólo es motivo de “una continua sorpresa”, también de “un humanismo maravilloso, de poesía; esos son los poetas que a mí me han influido de manera cautivante”.

Una de las cosas que más le entusiasman del montaje de la exposición Legorreta. Poeta de los muros y el color con sus trabajos es que su exhibición no es para mostrar aspectos técnicos de su obra, sino justamente la poesía que hay detrás.

Ricardo Legorreta considera que el arquitecto no debe ser empresario, sino profesional. Afirma que en México sí se puede vivir decorosamente de la arquitectura, profesión que comparte con su hijo en el despacho Legorreta + Legorreta. En lo que no cree es en los genios. “Nosotros ofrecemos, desde el proyecto, una actitud muy humana, totalmente apasionada. Nosotros nos entregamos a producir. Eso tiene México y lo tenemos todos. Sin embargo, asumimos actitudes defensivas. Estamos viendo cómo no nos invadan y nos quejamos de que ya nos invadieron en comida, ya nos invadieron esto, cuando la oportunidad es invadir nosotros”.

Entre versos, muros y colores

Ricardo Legorreta desglosa el título de la exposición que le rinde homenaje.

Poeta. “Es una actividad poética, porque conjugas muchas cosas. Se habla de la función física, pero pocas veces se habla de la función emocional. Conjugas la belleza con la técnica. En todo esto, al menos en mi vida, ha dominado muchísimo la parte humana de la arquitectura, el hacer espacios en los que el ser humano se sienta bien, sea feliz y lleve a cabo su actividad. Ésa es la poesía, esa belleza, esa continuidad de emoción”.

Muros. “La arquitectura no puede existir sin muros. México es un país de arquitectos. México es un país de muros. Vimos y vemos a México en sus muros: tragedia, fuerza, alegría, romance, paz, luz y color. Todas estas cualidades están presentes en los muros mexicanos”.

Color. “El mundo no existiría sin él, nuestra vida sería una monotonía insoportable. El color es la base de nuestra vida, de nuestras alegrías y tristezas, es el símbolo de nuestras emociones”.

Formas con cualidades escultóricas

La arquitectura de Ricardo Legorreta, de formas sencillas y depuradas con cualidades escultóricas, presenta un juego de escalas, proporciones, materiales, texturas y colores, creando interesante composiciones con claroscuros, intensidades cromáticas e iluminación en espacios sobrios que provocan sensaciones de bienestar, felicidad y paz en sus usuarios.

Legorreta, quien realizó sus estudios en la Universidad Nacional Autónoma de México, colaboró al inicio de su vida profesional durante aproximadamente 12 años en el despacho del arquitecto José Villagrán, de quien asegura haber aprendido la esencia de la arquitectura, así como aprendió de Luis Barragán, Chucho Reyes y Pedro Coronel el sentido de la belleza.

Más tarde fundó su propia firma en colaboración con los arquitectos Noé Castro y Carlos Vargas, al cual se incorporó desde 1990 su hijo Víctor Legorreta, quien ha aportado nuevos criterios y conceptos a la obra arquitectónica de Legorreta + Legorreta.

El agua es un elemento esencial utilizado en espejos, cascadas, albercas o fuentes y que está siempre presente en sus edificios, los cuales se integran armónicamente al paisaje respetando la naturaleza de su contexto.

FRASE A DESTACAR

“Para mí es muy importante la presencia del humanismo mexicano en la arquitectura”

Ricardo Legorreta, arquitecto

Anuncios