Noticias de Arquitectura


Jørn Utzon
febrero 15, 2009, 7:42 pm
Filed under: Pais, Utzon

JAIME J. FERRER FORÉS 02/12/2008

La trayectoria singular de Jørn Utzon, arquitecto de la Ópera de Sidney, fallecido este sábado a los 90 años y considerado uno de los arquitectos más importantes e influyentes del siglo XX, cuenta con un legado innovador donde abundan los hallazgos constructivos y formales en una arquitectura que reivindica la construcción, la honestidad material y la integración en el paisaje. La trayectoria del arquitecto danés, reconocido con el Premio Pritzker en 2003, se ha forjado sobre dos convicciones esenciales: la construcción y el paisaje.

Nacido en Copenhague en 1918, su infancia se desarrolló entre los astilleros de Aalborg y Helsingør de los que su padre, ingeniero naval, fue director. La influencia del mundo naval y las lecciones del pintor sueco Carl Kylberg, quien le abrió los ojos a la luz peculiar del paisaje escandinavo, forjan el itinerario del joven Utzon. Estudió en la Escuela de Arquitectura de Copenhague, titulándose en 1942. A los 27 años trabaja brevemente con Alvar Aalto en Helsinki y a los 29 años, realiza un largo viaje por Marruecos, donde descubre la construcción esencial vernácula. En 1949 viajó a Estados Unidos y a México, donde visitó a Mies van der Rohe y a Frank Lloyd Wright, y conoció de primera mano las plataformas construidas por los mayas.

Su obra concilia los preceptos universales de la modernidad con la tradición vernácula e histórica. Los proyectos sucesivos de Utzon, admirador de los maestros Aalto, Asplund, Wright o Mies, no permanecieron ajenos a la evolución de la arquitectura moderna, pero surgieron invariablemente a partir de una rigurosa reelaboración personal.

En 1957 ganó el concurso de la que sería su obra maestra, la Ópera de Sidney (1956-1973), un monumental edificio donde combina la tradición de las plataformas masivas con la abstracción formal de las cáscaras materializadas como fragmentos de una única esfera. Sin embargo, tras un largo proceso de desencuentros, Utzon fue obligado a abandonar, en 1966, la proeza estructural de la construcción del edificio que ha llegado a ser el icono de Sidney y Australia.

A pesar de su dimensión épica, la Ópera de Sidney no es la única obra de Utzon que forma parte de la historia de la arquitectura. El conjunto de viviendas Kingo (1956) y el de Fredensborg (1965) son agrupaciones residenciales creadas a partir de la adición de casas patio que concilian la individualidad del modo de habitar de cada familia con la valoración geográfica del entorno.

Innovaciones técnicas

El talento poético de sus dibujos describe también los numerosos proyectos no construidos en las postrimerías de los años sesen-ta y setenta. Los experimentos plásticos y las innovaciones técnicas caracterizan el proyecto para el Museo de Arte en Silkeborg (1963), donde concibe un conjunto de tinajas que sobresalen del terreno como lucernarios. Mientras, rigurosa y poética, la iglesia de Bagsværd (1976) queda determinada por la plasticidad de la cubierta, la sobriedad formal y la contundencia geométrica de la Asamblea Nacional de Kuwait (1972) constituye un homenaje a la arquitectura islámica.

La construcción de los refugios insulares en Mallorca abre un proceso de distanciamiento y balance. Construido al borde de un acantilado, Can Lis (1968) es un recinto arcaico que mira al mar y Can Feliz (1994), un amplio mirador en el valle de Calonge. Después de residir varias décadas en Mallorca, encontró el reconocimiento merecido. Al arquitecto nonagenario se le rindió tributo en diversos congresos celebrados en Aalborg, Sevilla y recientemente en Mallorca.

Jaime J. Ferrer Forés es doctor arquitecto, profesor lector de Proyectos Arquitectónicos en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, autor del libro Jørn Utzon. Obras y proyectos. Works and projects, y comisario del Utzon International Meeting Mallorca 2008.

Anuncios


Jorn Utzon, arquitecto de la Ópera de Sidney
febrero 15, 2009, 7:39 pm
Filed under: Pais, Utzon, ZABALBEASCOA

Su trabajo fue reconocido con el Premio Pritzker en 2003

ANATXU ZABALBEASCOA 30/11/2008

Hace cinco años el Premio Pritzker saldó una deuda. Reconoció el trabajo de Jorn Utzon (Hellebaek, 1918-Copenhague, 2008) un discreto danés que vivía jubilado en Mallorca, con ya poca memoria y, tal vez, demasiada historia. Había protagonizado una de las polémicas arquitectónicas más famosas del siglo XX: con 38 años Utzon firmó la Ópera de Sidney, un icono de la talla de la Torre Eiffel de París. Con 60, abandonó Sidney sin poder concluir su gran obra. Tal vez por eso, y ya anciano, declaró que “los edificios no deben completarse nunca. La arquitectura debe cambiar para responder a la vida”.

Trabajaba como urbanista y vivía con su mujer, Lis Fenger, entre Copenhague y Suecia, cuando, desde Australia le anunciaron que su proyecto había sido elegido. Oficialmente, el jurado había calificado su propuesta de obra maestra. Pero se supo que había sido otro escandinavo, Eero Saarinen, quien, tras aterrizar con retraso, lo había salvado de entre el montón de los descalificados. Fuera el azar o el empeño del finlandés, lo mismo que transformó a Utzon en uno de los proyectistas más famosos de todos los tiempos consiguió también para Australia su monumento más emblemático. El concurso había sido anónimo, pero el edificio se convertiría en el más fotografiado del siglo XX.

A principios de los años sesenta, cuando todavía estaban en activo Mies van der Rohe o Le Corbusier, la Ópera de Sidney se convirtió en el edifico más famoso del momento. Un Rafael Moneo de 24 años consiguió dibujar parte de los planos en el taller de Utzon, frente al mar Báltico. Luego, el danés se trasladó a Australia. Levantó una casa en la que sus hijos Kim Jan y Lin veían crecer el edificio y sufrir a su padre. Al reto de levantar un proyecto escultural junto al mar se unía el desafío de construir tres auditorios, uno con doble acústica, en un mismo edificio. Cuando iniciaba la última fase, el sueño se convirtió en pesadilla. Cambió el Gobierno regional y los políticos recién llegados quisieron adueñarse del proyecto. Utzon aguantó hasta que se encontró sin salida y renunció. Nadie conocía el proyecto como él. Estaba convencido de que lo volverían a llamar. Se equivocó.

Con 60 años le tocó comenzar de nuevo. Firmó algunos proyectos. Y luego se retiró a disfrutar del invierno templado de Mallorca. Allí, con piedra de marés, levantó una casa con el nombre de su mujer: Can Lis. Allí también recibió el encargo de levantar el Parlamento de Kuwait, que concluyó en 1985, a tiempo para que la guerra del Golfo lo destrozara. También cosechó críticas en Dinamarca, cuando firmó con sus hijos arquitectos la reconversión de antiguos almacenes en el puerto de Copenhague. Una vez más, Utzon hizo las maletas y se refugió en su nueva casa mallorquina. El nombre de esa última vivienda del arquitecto lo dice todo: Can Feliz.

Allí vivió hasta que hace un año regresó a Copenhague, donde, en la madrugada del sábado murió, con 90 años, de un ataque al corazón.



Muere el arquitecto de la Ópera de Sydney
febrero 15, 2009, 7:37 pm
Filed under: Pais, Utzon

Jorn Utzon, danés de 90 años, ha fallecido de un paro cardíaco

AGENCIAS – Copenhague – 29/11/2008

El arquitecto danés Jorn Utzon, artífice de la Ópera de Sydney, ha muerto este sábado a los 90 años a consecuencia de un fallo cardíaco. Considerado uno de los arquitectos más importantes del siglo XX, Utzon había regresado hacía más de un año a Dinamarca después de haber residido varias décadas en Mallorca, donde dejó dos de sus últimas obras, Can Lis (1973) y Can Feliz (1994).

Ganador en 2003 del Premio Pritzker, galardón más importante en arquitectura, Urtzon nació en 1918 en Copenhague. Formado como arquitecto en la Real Academia de Arte de Copenhague, Utzon estuvo influenciado en sus inicios por dos figuras claves de la arquitectura escandinava, el sueco Gunnar Asplund y el finlandés Alvar Aalto.

En 1957 ganó el concurso internacional para construir la Ópera de Sydney. Con un presupuesto disparado y continuos retrasos en su construcción, Utzon, enfrentado con las autoridades locales, abandonó Sydney en 1966, jurando que nunca regresaría, viendo cómo la construcción del interior de su obra maestra era encargada a otros arquitectos sin respetar sus planes originales. A pesar de esto, décadas después regresó a la ciudad para una reforma que incluía mejoras en la acústica y cambios en el interior.

La presencia de la naturaleza, sus formas y estructuras, su principio de crecimiento, como fuente de imaginación y su capacidad para captar la esencia en arquitecturas de otras culturas son los rasgos centrales de una obra en la que también destacan las casas Kingo (Elsinor, Dinamarca, 1955-56), la iglesia de Bagsbvaerd (Copenhague, 1968-76) y el Parlamento de Kwait (1972-82).



Casa de la óperas Sydney
junio 14, 2007, 12:38 pm
Filed under: Sydney, Utzon

La obra maestra del arquitecto danés Jørn Utzon es uno de los edificios emblemáticos del siglo XX y uno de los mejores recintos dedicados a las artes

Gretel Zanella
El Universal

Domingo 10 de junio de 2007

Sus techos evocan las velas de un barco anclado en la bahía, aunque de igual forma se ven como conchas marinas o gajos de naranja gigantes. El edificio más famoso del continente antípoda es también uno de los más representativos del siglo XX y la sede de la Compañía de Teatro, de la Orquesta Sinfónica y de la Ópera de Sydney.

LA HISTORIA EN CORTO •A finales de los años 40 Eugene Goossens, director del Conservatorio de Música de Nueva Gales del Sur, propuso la creación de un teatro a gran escala. •En 1955 se convocó a concurso para su construcción. Se recibieron en total 233 proyectos de 32 países. •En 1957 anunciaron al arquitecto ganador, el danés Jørn Utzon. •La edificación inició en 1959. •Al principio las relaciones del arquitecto con su cliente, el gobierno, fueron muy buenas, pero después comenzaron los roces. El costo era más de lo que se esperaba y se detectaron fallas técnicas al interior del inmueble porque la construcción inició antes de que los planos estuviesen terminados. Además, Utzon tenía un carácter un tanto difícil para ajustarse a los cambios que el gobierno le imponía. Así que en 1966, debido a discrepancias con el ministro de obras públicas, el arquitecto abandonó el proyecto y, se dice, que no volvió a poner un pie en Australia. •El costo fue mil 400% más alto de lo que se esperaba. •Trece años se tardaron en terminarla. •Se inauguró en 1973 con la presencia de la reina Isabel II de Inglaterra. •Jørn Utzon recibió el premio Pritzker, algo así como el Nobel de arquitectura, por el diseño de la Casa de la Ópera. •En 2002 iniciaron las obras de remodelación del inmueble. Para congraciarse, el patronato de la Ópera de Sydney propuso a Utzon hacerse cargo de la supervisión. Y él aceptó. •En 2005, el gobierno australiano declaró la Ópera de Sydney Patrimonio Nacional.

ARQUITECTURA ANTÍPODA •De corriente expresionista. •Las cáscaras que integran el techo son secciones de una misma esfera, creadas a partir del análisis estructural por computadora. •Estos gajos están cubiertos por más de mil millones de azulejos blancos y tonos cremosos. •Cuando Utzon dejó el proyecto, su propuesta se desechó, y el interior fue cambiado completamente. Esto generó problemas de acústica y fallas técnicas en algunas salas. •La energía eléctrica del complejo podría alimentar a una ciudad de 25 mil habitantes.

ES PURO TEATRO •Está conformado por seis teatros o salas principales. •Su primera producción fue la ópera “La Guerra y Paz” de Sergei Prokofiev. •Más de 2 mil 500 presentaciones al año.

El Concert Hall es el teatro principal, con 2 mil 679 asientos y el órgano mecánico más grande del mundo. En él ejecutan la Ópera y Orquesta Filarmónica de Sydney.

Teatro de Ópera. Escenario tanto de la Ópera como del ballet de Australia y de la Compañía de Danza de Sydney.

Drama Theatre. Para las grandes producciones de arte dramático y danza.

Playhouse. Para producciones teatrales y musicales pequeñas o individuales.

The Studio. Dedicado a las expresiones contemporáneas del arte.

Utzon Room. Es el único espacio que se ha reconstruido tal cual lo diseñó el arquitecto. Su apertura, a la que también acudió la reina, se celebró en 2004.

FUERA DE LA FUNCIÓN Guillaume At Bennelong. Comandado por el chef Guillaume Brahimi, con tres estrellas Michelin. De cocina australiana contemporánea con toques franceses.

Opera Bar. Al aire libre. Mientras cenas o copeas disfruta de la música en vivo.

EN CONCIERTO “Sinfonía de un videojuego”. Música de Halo, Super Mario Bros, Blue Dragon y otros. Por la Sinfónica de Sydney. Del 19 al 23 de junio. Boletos desde 59 dólares.

QUIÉN TE GUÍA La Ópera de Sydney tiene preparados los siguientes tours:

Visita de una hora. Conoce las salas principales, su arquitectura, historia y algunas anécdotas. Duración: una hora. Precio: 26 dólares por persona.

Entre bastidores. Ingreso guiado a las áreas reservadas para los artistas y el staff: camerinos, el foso de la orquesta y el escenario. Duración: dos horas. Precio: 150 dólares por persona. Con desayuno.

Función + tour + cena. Puedes elegir cenar en un crucero por la bahía de Sydney. Precio por persona: 125 dólares.

QUIÉN TE LLEVA United ofrece vuelos desde el DF con conexión en Los Ángeles. Tiempo estimado : 22 horas. Tarifa viaje redondo (para salir en septiembre), desde mil 311 dólares. http://www.despegar.com.mx

EN PAQUETE A.G. Tours. Australia Completa: 17 días y 16 noches conociendo Sydney, Ayers Rock, Kakadu, Kangaroo Island y Melbourne, entre otros. Incluye alojamiento, excursiones, guía en español, desayunos y traslados internos. No están incluidos vuelos trasatlánticos. Precio por persona en ocupación doble: 4 mil 630 dólares. Tel. 5681 5906.

VISADO El trámite tiene un costo de 630 pesos. Embajada de Australia: Tel. 1101 2265. http://www.mexico.embassy.gov.au

MONEDA Un dólar estadounidense equivale a 1.35 dólares australianos.

HUSO HORARIO 15 horas más de diferencia que en el DF.

EN LA WEB http://www.sydneyoperahouse.com www2.australia.com