Noticias de Arquitectura


Premian escuela de bambú y barro
septiembre 7, 2007, 1:49 pm
Filed under: Aga Khan, Arquitectura Oriental


Una escuela construida con barro y bambú en la ciudad de Bangladesh dio a dos profesionales, la austriaca Anna Heringer y Erik Roswag, de Alemania, el Premio de Arquitectura Aga Khan

Gerardo León
El Universal
Jueves 06 de septiembre de 2007
Una escuela construida con barro y bambú en la ciudad de Bangladesh dio a dos profesionales, la austriaca Anna Heringer y Erik Roswag, de Alemania, el Premio de Arquitectura Aga Khan.

La fundación Aga Khan premió en total nueve proyectos y la presea fue entregada recientemente en Kuala Lumpur, Malasia, como cada tres años.

La edificación que se llevó las palmas fue la escuela pública de Heringer y Roswag que sorprendió al jurado por el empleo de materiales tan simples como el bambú y el barro. Aunque el aspecto de la obra no es vanguardista, cuenta con todos los servicios, resistencia y funcionalidad que requiere para llevar a cabo sus funciones.

Este proyecto es una más de las obras de estos dos arquitectos europeos, quienes se basan en el empleo de recursos sustentables en favor del medio ambiente y son considerados ahora como un equipo innovador que demuestra que la arquitectura puede aportar inmejorables herramientas al cuidado del ecosistema.

Y es que el bambú es uno de los materiales usados por el hombre desde la más remota antigüedad para procurar su comodidad y bienestar.

En el mundo de plástico y acero de hoy, el bambú continúa aportando su centenaria contribución y crece en importancia.

Los muros o techos de bambú permiten una ventilación eficaz, brindando un ambiente agradable y libre de humedad.

La flexibilidad y la alta resistencia a la tensión hacen que el muro de bambú sea sólido ante los sismos, y en caso de colapsarse, su poco peso causa menos daño; la reconstrucción es rápida y fácil.

En el caso del barro, este cuenta con bajo índice de conductividad calórica lo que lo convierte en un excelente equilibrador térmico cualquier estación del año.

Al utilizar la tierra cruda en muros de gran grosor, con una densidad similar al hormigón armado (con cemento), se consigue un excelente nivel de aislamiento acústico.

Todos estos detalles fueron los que estos visionarios arquitectos lograron en un espacio de dos niveles en apenas 200 metros cuadrados: una escuela primaria rural con 8 aulas y dos salones de recreación.

Reconocimientos especiales

Los demás reconocimientos fueron para la Universidad Tecnológica de Malasia, diseñada por Norman Foster´s Foster + Partners, en Bandar; la torre de departamentos Moulmein Rise, del despacho Karim Aga Khan, en Singapur; los edificios de ladrillo hecho con lodo, del despacho Shibam, en Wadi Hadhramaut, Yemen.

La rehabilitación de la también yemenita ciudad de Shibam; la embajada de Holanda, en Adis Abeba; la plaza Samir Kassir, diseñada por el despacho de arquitectura de paisaje libanés Vladimir Djurovi, entre otros proyectos.

El premio se realiza cada tres años gracias a la fundación del príncipe filántropo Karim Aga y tiene como tema principal satisfacer las necesidades y las aspiraciones de la sociedades musulmanas.

Anuncios