Noticias de Arquitectura


Óscar Tusquets: `La arquitectura que se hace hoy en día me divierte muy poco´
junio 16, 2007, 3:20 am
Filed under: Barcelona, Tusquets

14 de Junio de 2007

El arquitecto catalán impartió la conferencia “El tamaño sí cuenta” dentro del ciclo “ESCALA 1:50” organizado por el Colegio Oficial de Diseñadores de Interior de la Comunidad Valenciana con motivo del 30º Aniversario de la entidad. Tusquets criticó la arquitectura que “pretende sorprender y ser insólita”

El arquitecto y diseñador catalán Óscar Tusquets impartió el pasado 8 de junio, en el salón de actos del MUVIM, la conferencia “El tamaño sí cuenta”, en la que repasó algunas de sus creaciones y contestó a las preguntas que le formularon los asistentes, que llenaron el aforo.

Tusquets explicó “la arquitectura que se hace hoy en día me divierte muy poco. Una arquitectura donde el 90% del trabajo es espectáculo, que pretende sorprender y ser insólita, no es la que me enseñaron ”. El arquitecto y diseñador, además de pintor y escritor, abogó por “un retorno al respeto por el usuario y a la habitabilidad de la arquitectura, y un auténtico respeto por el ahorro energético”. Precisamente, Tusquets manifestó “hay toda una retórica respecto al medio ambiente que me desconcierta. Parece que hay un respeto mayúsculo por la ecología, la conservación y el ahorro energético, pero veo cada día más edificios de cristal. Casi no hay edificios contemporáneos creadores de sombras”.

El ponente considera que el diseño y la arquitectura se acercan cada día más a la moda. “Como ocurre con la ropa, los sofás duran dos años y se pasan de moda. Pero uno no puede cambiar tan rápidamente la tradición, y a mí me enseñaron que las casas estaban pensadas para una eternidad y los muebles para una generación. Entiendo lo que está pasando, pero no sé si me gusta mucho”, manifestó.

SOBRE OSCAR TUSQUETS

Óscar Tusquets se graduó como arquitecto en 1965. Algunas de sus obras más significativas de los últimos años son la ampliación y remodelación del Palau de la Música de Barcelona, el Pavilion Tusquets en el Parc de la Villette, en París, el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas y el Hotel Miramar en Barcelona.

Entre otras distinciones ha recibido el Premio Nacional de Diseño, la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, la insignia de Chevalier de l’Ordre des Arts et des Lettres, y la Creu de Sant Jordi. Además tiene dos premios Ciutat de Barcelona, y varios FAD de Arquitectura y Delta de Diseño.

Fuente: CDICV

Anuncios


Óscar Tusquets y el bus de los arquitectos
junio 14, 2007, 1:46 pm
Filed under: Pais, Tusquets

ANÁLISIS

CARLES GÁMEZ – Valencia – 09/06/2007

Óscar Tusquets pasó ayer por Valencia invitado por el Colegio de Decoradores, que celebra sus 30 años, y pronunció una conferencia en el Muvim. Tusquets forma parte de una generación, a su vez, educada por otra generación de arquitectos, los Correa y Coderch, que todavía creían que lo fundamental de la arquitectura eran las vísceras más que la piel. Una moral arquitectónica que se encuentra patas arriba desde que el cometa Guggenheim cruzó por los cielos y a su paso todas las ciudades elegidas para la gloria se transformaron en parques temáticos, mientras los arquitectos estrella iniciaban una carrera sin ticket de retorno tras la última novedad y el golpe mediático.

Óscar Tusquets llega con su carné de manipulador de experiencias diversas: de la arquitectura al diseño, de la pintura a la escritura, su última pasión hasta ahora publicada. Y se confiesa, a su edad, incapaz de especializarse. “Todo me gusta, todo me divierte”, repite satisfecho. Igual esta mirada poliédrica le viene de sus años de aquella Barcelona de la Gauche divine, en que escritores, fotógrafos, editores, modelos, directores de cine, arquitectos y cantantes de autor intercambiaban experiencias de la modernidad en el up y el down de Bocaccio. “A Barcelona ya le gustaría volver a repetir un momento como aquel”. Tusquets, que ha escrito sobre aquellos años y sobre la amistad que le unió a Salvador Dalí, ha puesto a su conferencia el título de El tamaño sí que importa, que de entrada parece sacado de la sección XXX del videoclub de la esquina. “Siempre decimos que hacer una cucharita y una ciudad es lo mismo, pero no es igual y a partir de ahí podíamos empezar a hablar de diferentes cosas, que es lo que me gusta”. El título le viene como anillo al dedo, ahora que está ultimando su nuevo libro Contra la desnudez, esta vez vestido por el sexo más que por las volutas y los ordenes arquitectónicos.

Este arquitecto que ha salido airoso de su cheek to cheek con todo un Palau de la Música Catalana de Doménech i Montaner, afirma no conocer a fondo la problemática del Cabanyal, aunque declara que “tan peligrosa puede ser la actitud rupturista, vanguardista, como la conservacionista al cien por cien”. Remata, con los años que le quedan por detrás: “Si una ciudad se conserva al cien por cien, muere”. Y hasta reconoce no tener asiento en el bus de los arquitectos estrellas. “Sólo hay sitio para doce, y si sube uno, otro tiene que bajar”.