Noticias de Arquitectura


La nueva arquitectura verde
junio 17, 2009, 1:12 am
Filed under: Pais, Sustentable, ZABALBEASCOA | Etiquetas:

Sintético o natural, un aire vegetal arropa edificios de todo el mundo

ANATXU ZABALBEASCOA – Madrid – 16/06/2009

Lo hemos visto en el paisajismo. Ya no se trata de recortar boj para formar escudos ni de sembrar parterres con flores en las que brillen los colores nacionales. El arte topiario quedó muy atrás y un nuevo paisajismo, más reparador que decorador, prolifera en las ciudades. Así, mientras la reconversión de zonas industriales en espacios verdes lleva árboles a los extrarradios urbanos, el centro de las ciudades clama por espacios sombreados, húmedos y verdes.

En Seúl, el arquitecto coreano Minsuk Cho, del estudio Mass Studies, envolvió la tienda de la diseñadora de moda belga Ann Demeulemeester con un manto de musgo. Consiguió así una fachada viva que convierte el edificio en un pequeño generador de oxígeno. Minsuk Cho (1966) es un arquitecto global. Tras formarse en Seúl, estudió en la Universidad de Columbia, en Nueva York, y luego trabajó en Rotterdam para Rem Koolhaas y su estudio OMA (Office of Metropolitan Architecture). Sin embargo, más que en Holanda, fue en el periplo de sus viajes de estudio y trabajo donde Cho aprendió a construir lo inesperado, a saber ver donde más cuesta hacerlo. Así, en este pequeño inmueble ha sabido llevar naturaleza donde ésta no parecía caber ni tener cabida.

También el centro de Tokio es un lugar reñido con la vegetación. Por eso dos tokiotas de adopción como la italiana Astrid Klein (1962) y el británico Mark Dytham (1964) optaron por dibujar cañas de bambú para levantar una sombra, una pantalla protectora, contra el exceso de sol. Su edificio-anuncio, en el centro de la capital nipona, tiene la fachada de vidrio cubierta por una pintura blanca y rota. Lo serigrafiado allí no son, en realidad, cañas de bambú sino la ausencia de las cañas, su vacío: los huecos de los tallos y las hojas del bambú sobre el fondo blanco. De este modo, recortando siluetas transparentes sobre la fachada blanca, esos vacíos dejan ver la luz verde del muro interior del edificio. El serigrafiado funciona así como una doble cara: sombrea el interior del edificio y agranda la mancha verde exterior sumándose a la vegetación del jardín.

Pero no todo es naturaleza versionada y posmoderna. También el primitivismo tiene cabida en la nueva arquitectura verde. La nostalgia y la levedad se dan la mano en un puente peatonal levantado por un catalán en Austin (Tejas) que recuerda más a un ingenio construido por Tom Sawyer y sus compinches que a una pasarela de vanguardia. Juan Miró (1964) es un barcelonés que se graduó en Madrid y estudió en Yale. En Estados Unidos conoció al puertorriqueño Miguel Rivera. Juntos forman uno de los estudios más sugerentes de Austin. Allí, su pasarela de acero oxidado está inspirada en los manglares que colonizan las orillas del río. Este puente no es una línea: la irregularidad de las barandillas se funde con un paisaje de ramas y arbustos.

Los trabajos de Miró y Rivera, Dytham y Klein y Mass Studies reconsideran lo que podría ser la arquitectura verde. Todos han sido seleccionados entre los 100 mejores proyectos de los últimos tiempos por un grupo de 10 críticos internacionales convocados por la editorial Phaidon. Es la tercera vez que esta editorial británica encarga a expertos de diversos países el canon de la última arquitectura internacional.



Arquitectos ‘enredados’ en un buen plan
junio 4, 2009, 2:14 am
Filed under: Sustentable | Etiquetas:

Los nuevos estudios utilizan Internet como herramienta de trabajo y para estar conectados entre sí – Sus proyectos apuestan por una ciudad más verde y con más compromiso social

ROSA RIVAS – Madrid – 02/06/2009

Diagnóstico del panorama urbano Freshmadrid es una red social de arquitectos jóvenes con la ciudad como centro de pensamiento y acción. EL PAÍS les ha lanzado varias cuestiones de reflexión urbana: – 1. ¿Qué carencias tiene la capital? – 2. ¿Cuál es el mejor espacio de la ciudad? – 3. ¿Y el peor? – 4. ¿Cómo sería el proyecto ideal para Madrid? – 5. ¿Qué utilidad tiene una plataforma profesional como Freshmadrid?

“El repertorio de herramientas es multidisciplinar: proviene de la sociología, la economía, la política, la biología, la ecología…”, explica la arquitecta Ariadna Cantis, comisaria de Freshmadrid, que integra a profesionales formados en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura entre finales de los noventa y principios de 2000. Nombres hoy conocidos como Andrés Jaque, Basurama, Estudio FAM, Uriel Fogué o Zuloark figuraban en el arranque de esta plataforma de la arquitectura emergente madrileña. En su primera edición y en la segunda (Freshforward, de 2007) contó con el impulso del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), y en esta tercera etapa (Refresh) los arquitectos han formado una cooperativa.

Con el objetivo de “incentivar la creación solidaria”, la ubicación de los estudios está mapificada en la web y también su actividad. http://www.freshmadrid.com funciona como una base de datos, como un blog de blogs donde todos -profesionales con 30 años de media- exponen sus planes y se conectan con la ciudad, la región y el mundo. Este año, además, Facebook y Twitter intensifican las conexiones y la visibilidad a pie de calle se materializa en 45.000 postales con fotos y direcciones de los estudios distribuidas por los locales de ocio.

FÜNDC Desarrollo catastrófico

“Se ha abandonado completamente el territorio a los intereses especulativos de la Administración y privados. El desarrollo urbano actual es catastrófico. España, país que se enorgullece de exportar buena arquitectura y urbanismo, no se queda nada para sí”, opinan los integrantes del estudio FÜNDC (www.fundc.com) Paz Martín, César García Guerra y Juanjo Unceta. Trabajan en la peatonalización del centro de Pozuelo de Alarcón y han hecho edificaciones en Madrid, Holanda (donde han trabajado 10 años) y China. Su postal en Refresh, con una imagen de las eternas obras en las calles, lanza un mensaje irónico: “Have fun” (“divertíos”). Éstas son sus respuestas:

1. La carencia de Madrid es la ausencia de Urbanismo con mayúsculas. El nuevo urbanismo de la capital debe ser generado desde las ideas a través de concursos públicos y la participación ciudadana, no únicamente desde intereses económicos y políticos.

2. El mejor espacio, por su uso, es el Retiro. En los recientes, quizá el acceso CaixaForum en el paseo del Prado.

3. Lo peor, las oportunidades perdidas en los nuevos crecimientos: Las Tablas, Sanchinarro.

4. Entre lo ideal: que el vehículo deje de ser el protagonista, una vivienda muy barata, que auténticos urbanistas y arquitectos guíen los proyectos.

5. Refresh supone un mensaje esperanzador y una invitación a debatir sobre la ciudad.

KAWAMURA-GANJAVIAN Falta de crítica

A juicio de Key Portilla Kawamura y Ali Ganjavian, Madrid “no tiene un elemento natural de referencia urbana (un río prominente, una línea de costa, un hito topográfico…), de modo que “nuestro referente es artificial y lleva el nombre de paseo de la Castellana”. Por ello una “carencia de la ciudad es saber reconocer este gran hito urbano como tal, dándole un carácter cívico más notorio”.

Kawamura y Ganjavian se conocieron en Londres y han trabajado en Reino Unido, India, Estados Unidos, Japón y Suiza, tanto en urbanismo como escenografía y diseño de productos. Miembros fundadores de la plataforma creativa madrileña Studio Banana, actualmente construyen en Aravaca una clínica psiquiátrica integrada en el paisaje, “que forma parte del proceso terapéutico”.

1. Echamos en falta que los madrileños seamos más críticos con la manera en que está creciendo la ciudad, de forma desparramada.

2. ¿Los mejores espacios? “Una serie de calles maravillosas. Además de la Castellana, nos fascina la gallardía de la Gran Vía, la riqueza espacial de Arturo Soria y la sinuosidad panorámica del paseo de la Dirección”.

3. Las peores situaciones son aquellas irreversibles, errores que heredarán nuestros hijos y nuestros nietos: la bajísima densidad de parajes como Sanchinarro nos causa preocupación; las constantes amenazas que sufre el magnífico bosque de El Pardo son alarmantes, y qué decir de no-lugares tan sumisamente aceptados como La Gavia y sucedáneos.

4. No creemos en los proyectos ideales, pues han de ser reales y tangibles. Proyectos buenos para Madrid son aquellos que la hagan más agradable para vivir, que refuercen sus valores, sus espacios y sus aspectos distintivos y que a la vez aporten nuevos puntos de vista, haciéndola una ciudad más plural y poliédrica.

5. Es alentador saber que no estamos solos. Ya tenemos la suerte de colaborar con otros creativos emergentes en la plataforma multidisciplinar Studio Banana. Refresh crea vínculos y sobre todo ofrece a posibles clientes o analistas de la arquitectura un panorama sintético de la variedad de jóvenes arquitectos de Madrid. Un gran reto para nosotros es internacionalizar la práctica de la arquitectura sin perder la intensidad del lugar: pensar globalmente y actuar localmente. Y otro gran reto es superar las diferencias abismales que existen entre las condiciones de vida en distintos lugares. Como arquitectos sólo podemos aportar parte de la solución.

CLORO ARQUITECTURA Mucho espacio sin uso

“Creación, diversión, curiosidad y pasión son nuestros motores internos. La emoción es nuestro objetivo. Ponemos atención y cuidado en el proceso creativo para que el resultado suponga una mejora global, restablezca un equilibrio y sirva de inspiración”. Ésta es la filosofía de las componentes de Cloro, las arquitectas madrileñas Celia López Aguado y Laura Rojo Valdivieso.

Dentro de una generación de arquitectos ecológicos o green, sus proyectos se han centrado en “el paisaje urbano”, en la reordenación de espacios en barrios y parques, como las laderas de Santa Elena, en San Martín de la Vega, proyecto por el que recibieron un premio en 2008. También fue premiado su concepto para el soterramiento del ferrocarril en Almería. Así ven la ciudad donde trabajan.

1. Entre las carencias: “La falta de herramientas urbanísticas para aprovechar temporalmente espacios en desuso o vacíos, solares, viviendas, azoteas…”. Otro problema: “La cantidad de espacios públicos diseñados exclusivamente en función de los vehículos y la poca coherencia y preocupación real de las administraciones por mejorar y crear ciudades sanas”.

2. El mejor espacio es “el que tiene capacidad de adaptación y renovación según las demandas ciudadanas, como la mayor parte de las plazas Mayores”.

3. El caótico, el inaccesible y de difícil uso.

4. “Pequeñas operaciones en lugares de gran potencial que aportasen calidad global a la ciudad. Proyectos más cercanos para el ciudadano de a pie”.

5. “Refresh es una oportunidad de que nuestro trabajo se conozca y compartir nuestras inquietudes en red”.

LA TRAVIESA DE CONDE DUQUE Cultura de las plazas

¿Es posible que los promotores inmobiliarios saquen al ladrillo una rentabilidad social de la que se beneficien los ciudadanos? En ello está la arquitecta Elisa Fernández Ramos, que ha iniciado en el sur de Madrid con José Moreno, conocido como el pocero bueno, un proyecto de vivienda colectiva proyectada con los vecinos desde el consenso.

En la entrega de los premios Europán 9 coincidió con Taller de 2: ambos galardonados por sendos proyectos. Juntos forman La Traviesa de Conde Duque, “con la intención de generar un nuevo modelo de estudio que trata de responder a la situación actual de crisis”. Ésta es, plantean, “una oportunidad para un cambio tanto social como en el campo de la arquitectura”. Elisa cree a fondo “en una arquitectura comprometida”, que aborda con Arantxa Ozaeta y Álvaro Marín.

1. “Como cualquier ciudad europea, Madrid acumula gran cantidad de problemas urbanos. Lo que más nos repercute es la falta de espacio y posibilidades de desarrollar actividades. Hay mucha gente inquieta y creativa que no puede realizar iniciativas por ese motivo”.

2. “El mejor espacio son las plazas. Madrid tiene una cultura que sabe sacar partido y convivir en las plazas. Sin embargo cada vez se actúa menos en este sentido en el espacio público; últimamente se persigue que sean lugares más inhóspitos”.

3. “Lo peor son los nuevos ensanches. Será muy difícil que estos lugares ganen en complejidad, relaciones y vida. Habrá que trabajar muchísimo en ello. Son lugares de escasísima calidad urbana”.

4. Un proyecto ideal “sería replantearnos las normativas urbanísticas actuales, sobre todo las que hacen referencia a espacios públicos y usos del suelo”.

5. “Refresh coincide con el arranque de nuestro estudio, es como nuestra presentación”.



« Nous reproduisons des concepts dépassés »
junio 4, 2009, 2:12 am
Filed under: Sustentable | Etiquetas:

Créé le 02.06.09 à 09h15 | Mis à jour le 02.06.09 à 09h15

Vous êtes commissaire générale de l’expo « Habiter écologique », à Paris*. Quelle définition donneriez-vous de l’architecture écologique ?

Vous êtes commissaire générale de l’expo « Habiter écologique », à Paris*. Quelle définition donneriez-vous de l’architecture écologique ?

Il n’existe pas de recette toute faite, mais c’est une démarche qui prend en compte les quatre piliers du développement durable : le territoire, les matériaux, la consommation d’énergie et l’usage de l’habitat. S’intéresser au territoire, c’est analyser la topographie, la géographie, l’orientation, et le climat. C’est aussi rechercher les sources d’énergie exploitables à proximité, ainsi que la présence de carrières qui permettraient d’économiser le transport des matériaux. Pour la construction du bâtiment, on utilisera évidemment des matériaux recyclables : le bois, la terre, l’aluminium… Même si des armatures en béton ou en métal peuvent aussi s’avérer nécessaires. L’architecture écologique, c’est une question d’équilibre.

Il ne s’agit donc pas simplement d’installer des panneaux solaires ou une toiture végétalisée ?

C’est bien, mais cela doit être l’étape ultime, qui vient se rajouter après avoir respecté ces quatre critères. Entourer un immeuble en béton d’un bardage en bois et lui mettre un panneau solaire, c’est du « green washing », c’est se donner bonne conscience. De la même façon, on peut toujours construire une maison qui consomme 15 kW/h, si elle se trouve à 50 km du lieu de travail du propriétaire, et que celui-ci s’y rend en 4 x 4, ce n’est pas très écologique…

Les architectures allemande, autrichienne, ou nordique, seraient plus écolos que celle à la française. La France est-elle en retard ?

Elle l’est, mais depuis deux ans elle est en train de rattraper ce retard, on voit des programmes très intéressants se construire en Alsace, en Paca, en Bretagne… Notamment de l’habitat social, ce qui reste une performance car il y a des coûts à ne pas dépasser.

Pourquoi ce retard de la France ?

Le choix du nucléaire dans les années 1970 nous a fait perdre du temps, car face à une électricité bon marché, nous avons laissé de côté la recherche d’économies d’énergie. Nos « élites » sont aussi responsables : elles ne vont plus sur le terrain, et elles ont perdu le bon sens face aux enjeux d’aménagement urbain. Elles ne jurent que par les intellectuels, alors qu’il faut avoir une approche holistique – c’est-à-dire complète et pluridisciplinaire – de l’habitat, en profitant de l’expertise du constructeur de matériau, de l’artisan… J’ai plus de respect pour un bon charpentier que pour un mauvais architecte. Enfin, le lobby du béton en France est bien plus fort que celui du bois, par exemple…

A l’heure de la création du Grand Paris, on reparle beaucoup de la construction de tours. Sont-elles écologiques ?

Je ne le pense pas. Pas à Paris en tout cas. L’enjeu en Ile-de-France est certes de densifier, de refaire la ville sur la ville, mais la tour n’est pas si dense qu’on le pense. Je crois davantage à du petit collectif individualisé. Pour cela, il faut occuper toutes les friches disponibles, toutes les « dents creuses », et aussi les bâtiments isolés sous-utilisés. Il faut rehausser de deux ou trois étages les petits immeubles. Le gros enjeu, c’est la rénovation, puisque le bâti ancien représente 98 % du parc immobilier en France.

La forme de l’habitat doit-elle aussi évoluer ?

Nous reproduisons encore des concepts dépassés, il faut être plus inventif et forcer l’usager à se poser des questions. Des familles dans un habitat collectif ne peuvent-elles pas se contenter de 100 m2, au lieu de 130, et partager l’espace ainsi économisé – qui servirait par exemple de chambre d’amis, de salle de musique, de buanderie… – entre elles ? W

* « Habiter écologique », Cité de l’architecture à Paris (16e), jusqu’au 1er novembre.



Une architecture bioclimatique s’érige à Kuala Lumpur
mayo 5, 2009, 4:42 pm
Filed under: Sustentable | Etiquetas:

Une architecture bioclimatique s'érige à Kuala LumpurSitué dans la nouvelle zone administrative de Putrajaya en Malaisie, le “residential Precinct 4” se trouve sur l’extrémité d’un promontoire, une presqu’ile reliée à la côte Ouest de la nouvelle péninsule artificielle.

Cette localisation donne la perception d’être complètement entouré par l’eau de la lagune. La métaphore constructive a conduit à concevoir des bâtiments résidentiels comme une flotte de grands voiliers majestueux, légers, transparents qui naviguent dans la lagune” explique le studio de design Nicoletti.

Les huits “voiliers” ont tous des géométries similaires mais de différentes dimensions : Le nombre des étages varie de 12 à 17 et chaque appartement rappelle le pont d’un navire par sa forme.

Faisant partie d’une stratégie durable, les terrasses, les parasols, la ventilation naturelle et les espaces verts intégrés entre les bâtiments, sont inclus dans la conception. Les bâtiments possède chacun un jardin tropical sur leur toit.

Une architecture bioclimatique s'érige à Kuala Lumpur

Tous les appartements font face aux côtés opposés des bâtiments afin de faciliter la ventilation avec des effets bioclimatiques positifs.

Une architecture bioclimatique s'érige à Kuala Lumpur

Les effets de transparence et de lumière sur le front de mer permettent de créer un lieu unique qui renforce l’image de Putrajaya comme une ville jardin.

Une architecture bioclimatique s'érige à Kuala Lumpur

Une membrane verticale protège les piliers de chaque unité et contrôle la quantité de la lumière du jour, sans pour autant compromettre la vue sur le lac.

Une architecture bioclimatique s'érige à Kuala Lumpur

L’achèvement du complexe est prévu pour 2010.



Herzog propone una arquitectura basada en el ahorro energético
noviembre 10, 2007, 2:40 pm
Filed under: Herzog and de Meuron, Sustentable

El alemán abogó en Compostela por un diseño de viviendas que utilice el clima como principal fuente de energía y evitar así el derroche de los actuales edificios

Autor:Camilo Franco
Fecha de publicación: 8/11/2007

El mundo cuenta con una fuente de energía que desprecia: el sol. Es el mensaje que Thomas Herzog repite para convencer a los arquitectos de la responsabilidad fundamental que tiene su trabajo para evitar el cambio climático. El 50% de la energía consumida en el mundo es doméstica, según explicó el arquitecto alemán en su intervención en la primera jornada de los Encontros de Arquitectura en Compostela.

El proyecto de edificio para una aseguradora en la localidad de Wiesbaden sirvió al profesor para continuar su batalla de los últimos años a favor del aprovechamiento energético. Según explicó minutos antes de su intervención, «ya hay una energía disponible, unas diez mil veces más de la que consumimos; la genera el sol, pero no la aprovechamos». Herzog señaló que era necesario investigar y aplicar los conocimientos a la construcción para evitar el uso constante de energía en los edificios.

El arquitecto alemán hizo hincapié en dos circunstancias, la primera de ellas es que la energía solar permite muchos usos en un edificio «e incluso puede ser utilizada para enfriar las casas». La segunda tiene que ver con los costes de una construcción energéticamente sostenible. «Es mentira que la arquitectura energéticamente sostenible sea más cara», explicó en su intervención. «Nosotros conseguimos mantener los costes al nivel de cualquier otro tipo de arquitectura, sin contar el ahorro energético de los edificios una vez que están en uso», dijo.

Thomas Herzog pidió a los arquitectos que asuman la responsabilidad del cambio climático y admitió que, en general, «solo una parte de los grandes arquitectos del mundo están convencidos de la necesidad de un cambio hacia lo sostenible».

En este sentido, apuntó que era vital que «los países mediterráneos se convenciesen de sus posibilidades para demostrar al resto la capacidad energética del sol», al tiempo que señalaba que Italia estaba comenzando a trabajar en ese sentido.

El arquitecto muniqués, Premio Mies van der Rohe, señaló que esta arquitectura también puede contribuir al reequilibrio de la relación norte-sur porque «el máximo de energía disponible está en los países en vías de desarrollo y no en Europa». Herzog considera que es necesaria «una distribución del conocimiento de la tecnología».

Localismo práctico

El arquitecto señaló en su intervención en el Pazo de Congresos que «la estrategia antigua era adecuar la edificación a la energía natural y la situación». Cree que la arquitectura moderna debe adoptar estrategias similares y aprovechar las mejoras tecnológicas. Adelantó la necesidad de crear una nueva filosofía: «Tenemos que inventar una nueva fórmula de localismo para la arquitectura, no desde el punto de vista sentimental, sino desde la perspectiva de construir teniendo en cuenta el clima local y de cómo este puede ser utilizado para el aprovechamiento energético». Para Herzog, la generalización de esta propuesta cambiará el consumo energético y reducirá los costes y la dependencia energética de las materias fósiles.



Arquitectura sustentable
octubre 13, 2007, 2:45 pm
Filed under: El Universal, Sustentable

La adecuada distribución de los espacios en el hogar te permitirán aprovechar mejor los recursos, incluso podrás obtener ahorros hasta de 20% en la energía eléctrica

FRANCISCO ROSAS
El Universal
Viernes 12 de octubre de 2007

Eduardo Medrano quiere que su casa incluya elementos de sustentabilidad y ahorro de energía, pero que no rebasen su presupuesto.

Jorge Arditti, director general de Arditti + RDT, explicó que la sustentabilidad en el diseño muchas veces no tiene que ver con cuestiones de dinero, sino de la aplicación de conocimientos arquitectónicos y estructurales.

Cuando las personas busquen un determinado plano pueden exigir a su arquitecto que lo haga a partir de módulos. “A nivel mundial, las piezas de construcción como plafones, hojas de madera, tablarroca, puertas, ventanas y materiales eléctricos se fabrican con medidas estándares, y con base en ello, se edifica una vivienda sin tener desechos”, mencionó.

Destacó que en México hay la costumbre de hacer las puertas y ventanas de diferentes tamaños, pero si se tomaran las medidas estándares, entonces los muebles saldrían más baratos, pues no tendrían que personalizarse y se ahorrarían desechos en vidrios, metal o madera, además de dinero y tiempo para tenerlos en la edificación.

Comentó que un primer elemento para que el inmueble ahorre energía es la orientación de la misma.

“Las personas deben saber qué carga térmica va a tener su casa con base en la hora del día y el sitio donde se encuentre”, puntualizó.

La distribución de las habitaciones debe hacerse dependiendo de si pega más el sol, ya que ello incide en el uso de más aire acondicionado.

De acuerdo con Arditti, en estas zonas se pueden ubicar los baños, cuartos de servicios, escaleras, etcétera.

Según el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (Fide), siguiendo los consejos de ubicación térmica se pueden obtener ahorros de hasta 20% en la vivienda.

El especialista mencionó que otro elemento sencillo, pero que poca gente conoce, es la ventilación cruzada: “A una habitación le debe entrar aire por dos zonas distintas. Con esto el consumo de calefacciones prácticamente desaparece”.

Explicó que la gente está acostumbrada a instalar el clima en el techo de la casa, pero se demostró que el consumo energético es menor si el aire viene de abajo de las habitaciones, además de que el confort es mayor.

Con esto se tendría un ahorro de 5% mensual en la factura eléctrica sólo por ventilación.

Para aprovechar mejor la energía del exterior, la siembra de árboles de hoja caduca como la parra e higuera le ayudarán a Eduardo Medrano a darle sombra a su casa durante verano y en invierno le permitirán que la edificación se asolee mejor.

Una planta de higuera no cuesta más de 100 pesos y, aunque tarda algunos años en crecer, los beneficios de largo plazo son mayores.

Si ya no se puede evitar el calentamiento de la casa es bueno tener persianas, cortinas o parasoles que se pueden desplegar en verano y recoger en invierno.

Según Arditti, otro elemento sustentable y más económico es el incluir en la edificación materiales que asemejan elementos naturales como la madera.

“En el mercado hay algunos productos que se hacen pasar por esta materia prima, pero son cerámicos o polietilenos. Y si bien la estética se acerca, no se usa el recursos natural y el costo de mantenimiento es casi nulo, a diferencia de la madera, que constantemente se debe cuidar.

Destacó que un metro de piso cerámico similar a la madera no cuesta más de 200 pesos, mientras que uno de duela tiene un precio aproximado de 600 pesos.

Arditti precisó que otro aspecto que dará confort y ahorro energético a la vivienda es la colocación de vidrios contra rayos ultravioleta o que impidan la entrada del calor; éstos son más caros que los tradicionales hasta en 100%, pero el beneficio ambiental es mayor.

También es importante aprovechar las condiciones de luz natural, dejando tragaluces, domos o ventanas que potencien la iluminación, además de lámparas ahorradoras, las cuales se pueden encontrar en el mercado entre 20 y 60 pesos.

Arditti aceptó que los presupuestos de la gente pueden variar, pero si, por ejemplo, Eduardo Medrano no tiene el dinero suficiente para incluir más elementos de sostenibilidad, puede dejar su casa preparada para en un futuro hacerlo.

“Se pueden dejar dos salidas de drenaje: una para aguas negras y otra para que en el futuro le dé un tratamiento especial; lo mismo se aplica para agua de techos, ya que una fosa podría captar el agua pluvial”.

También se podría abrir un espacio en su azotea para que en el futuro ponga celdas solares para el calentamiento de agua.

Arditti precisó que la sustentabilidad del hogar es necesaria para lograr un mejor ambiente.



La arquitectura ecológica ´se paga sola´
mayo 1, 2007, 5:13 pm
Filed under: México, Salas, Sustentable

Especialistas señalan que estas construcciones son autofinanciables por el ahorro de energía ´se paga sola´

Miguel Angel Ceballos
El Universal
Miércoles 25 de abril de 2007
Construir un edificio con características sustentables puede salir gratis. Sí, gratis. Existen varias construcciones en el mundo que gracias a su diseño enfocado a no consumir energéticos, ahorran los costosos gastos que otros edificios tienen que pagar para poder funcionar.

En México, uno de los casos más visibles -entre los pocos que hay- es el del Museo de Sitio de Xochicalco, diseñado por el arquitecto Rolando Dada y Lemus en 1994, el cual tuvo un costo de 6 millones de pesos, pero que a la fecha ha recuperado 70% de esa cantidad gracias al ahorro en el pago de energía eléctrica, que en museos como ese es de casi un millón de pesos anuales.

“Fue el primer museo ecológico del mundo y hoy es un modelo de diseño sustentable y casi autónomo. Conduce y usa la luz natural, obtiene la electricidad transformando los rayos solares mediante celdas fotovoltaicas. Capta en sus techos las lluvias y las descarga en sus depósitos subterráneos de 550 mil litros de capacidad. Las aguas negras son tratadas y dedicadas al riego de los jardines. Con los ahorros que hace el museo en algunos años más se habrá pagado completamente y todo lo demás serán ganancias”. Así lo señaló el arquitecto Dada y Lemus durante un encuentro convocado por EL UNIVERSAL con diversos especialistas en vivienda sustentable, en torno a los retos que el cambio climático representa para la arquitectura.

Otro ejemplo es el del arquitecto ecólogo Armando Deffís, quien diseñó una unidad habitacional con mil 700 viviendas en Ciudad Juárez, la cual, según los monitoreos realizados por la Universidad de Chihuahua, obtiene 60% de ahorro en agua y energía. Por este diseño, fue condecorado con el Premio Nacional de Vivienda Sostenible.

“Hay algunas obras sustentables en nuestro país, pero hace falta mayor difusión e incluir en los programas de estudio de las universidades las técnicas de arquitectura ecológica. La mayoría de los muchachos, aún cuando ya están metidos en ciertos conocimientos, no están conscientes de su responsabilidad ambiental. Como constructores del hábitat del ser humano tenemos una responsabilidad ambiental que cumplir, inclusive está en las leyes, está en las normas, pero no se respetan porque en las propias escuelas de arquitectura no se enseña qué dice la Semarnat al respecto”.

Ante este escenario, el doctor en arquitectura Hermilo Salas, quien ha desarrollado proyectos en Puerto Rico, Venezuela y Ecuador que van dirigidos a formar una nueva visión de la arquitectura holística hacia un diseño sustentable, considera que es necesario y urgente formar equipos de trabajo con una concepción basada en la multidisciplinariedad.

“En la UNAM tenemos una maestría que se llama Economía Política y Ambiente pero nos dimos cuenta de que era sesgada en el sentido de que no atrae a los arquitectos; entonces en este momento preparo un plan de estudios para la Facultad de Arquitectura sobre una maestría en diseño sustentable, que introduzca al alumno en la comprensión de temas ecológicos, ambientales, sociales, antropológicos que van a dar una nueva visión de la arquitectura. Y esa visión no es cómo uso menos agua, sino cómo ya no uso el agua; cómo hago transformación de energía a partir del hidrógeno o de la energía solar y conceptualizo que tiene que ser otro mundo”.

Un esfuerzo más lo inició hace más de nueve años el ingeniero Mariano Núñez, quien a través de reciclar el PET (polietileno tereftalato), creó tabiques mucho más ligeros, baratos y resistentes que los comunes. Con ellos ha comenzado la construcción de viviendas en Chiapas, Morelos, Guanajuato, Monterey, Querétaro y el estado de México, además de que ya tiene un proyecto con el Infonavit para construir casas con este sistema de reciclaje. “El concepto es que el cuidado del ambiente nos puede llevar hasta a tener una vivienda”.