Noticias de Arquitectura


El ‘universo Gaudí’ sorprende en China
agosto 3, 2007, 5:22 am
Filed under: China, Gaudí

RECIBE MÁS DE 170.000 VISITANTES

La muestra sobre el catalán ha sido un gran éxito en el Museo de la Capital de Pekín
Está previsto que el 18 de agosto sea expuesta en Shangai

EFE
PEKÍN.- La exposición ‘Cosmos Gaudí. Arquitectura, geometría y diseño’ ha sido clausurada este jueves en el Museo de la Capital de Pekín tras dos meses abierta y más de 170.000 visitantes, algo calificado como “uno de los mayores éxitos del museo” en palabras de sus responsables.

“Aunque Gaudí es estudiado por los niños chinos, ahora han tenido la oportunidad de conocerlo en detalle”, ha explicado la subdirectora del museo pekinés, Yao An, quien ha explicado que la muestra ha sido una de las que más “ha movido a pensar” a los asistentes.

En los más de 500 comentarios que los visitantes han ido dejando a la entrada del museo, “muchos subrayaron cómo la muestra les había hecho reflexionar, les había llegado al corazón”, ha destacado la responsable del museo.

Tanto Yao como Lu Xiaofang, uno de los coordinadores de la exposición, coincidieron en que una de las cosas que más impresionó a los visitantes fue el vídeo en el que se muestran algunas de las edificaciones más famosas de Antoni Gaudí.

La cinta, que mostraba imágenes del fotógrafo Rafael Vargas y tenía unos 15 minutos de duración, era observada, fotografiada y hasta grabada con atención por los espectadores.

Próxima parada, Shangai
La muestra, que va camino de Shanghai (donde permanecerá desde el 18 de agosto hasta finales de septiembre), forma parte de los actos del ‘Año de España en China’, y ha sido producida por la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior (SEACEX) y por el Ayuntamiento de Barcelona.

Lu ha comentado que todos los catálogos de la exposición se habían vendido al poco de inaugurarse, el 31 de mayo, y ha subrayado la “pasión inesperada” que mostraron los asistentes -entre ellos muchos estudiantes chinos de arquitectura- . Muchos de ellos comentaron que se habían quedado con ganas de conocer más.

A raíz del éxito de la exposición, la subdirectora Yao ha mostrado su interés en continuar la colaboración con las autoridades españolas para acoger más exposiciones en su museo, o llevar algunas a salas españolas.

La responsable mostró sus deseos, aún no concretados, de llevar a España una muestra sobre el milenario arte de la jardinería china, o sobre la arquitectura contemporánea del país asiático, enfrascado en los últimos años en la construcción de grandiosos edificios para los Juegos Olímpicos de Pekín y la Expo de Shanghai.

No sólo toros y Barça
Yao ha remarcado la importancia de que los chinos continúen teniendo la posibilidad de ver exposiciones de cultura española -como la que estos días se celebra en el del Museo Nacional de Arte de China, con pinturas del Museo del Prado- pues a este público cada vez más formado “ya no le bastan los toros y el FC Barcelona”.

Desde España, el comisario de la exposición, Daniel Giralt-Miracle, uno de los mayores expertos de Gaudí, ha mostrado su satisfacción por el éxito de la exposición ya que “ha despertado un gran interés tanto entre el gran público, que la ha visitado masivamente, como entre las asociaciones de arquitectos”.

También resaltó la gran atención dedicada por las revistas de arquitectura y diseño a la muestra, en la que no sólo hubo cabida para las extrañas bóvedas gaudinianas, sino también a muebles creados por el genial arquitecto catalán.

Anuncios


Antonio Gaudi, genio de la arquitectura del siglo XX
junio 25, 2007, 8:20 pm
Filed under: Barcelona, Gaudí

El español dejó un importante legado de construcciones arquitectónicas, entre las que se encuentran “La Pedrera”, La Colonia Guell y El Colegio Teresiano.

México, D.F.- Conocido como uno de los grandes genios del siglo XX, el español Antonio Gaudí Cornet (catalán), creador prolífico que revolucionó la arquitectura, y entre sus obras cumbres se encuentra la iglesia de la Sagrada Familia, nació el 25 de junio de 1852 en la provincia de Tarragona.

Hijo de un modesto calderero, Gaudí, renombrada figura de la arquitectura que engalanara con sus construcciones la ciudad de Barcelona, vivió una infancia enfermiza en la que padeció frecuentes dolores reumáticos, que en muchas ocasiones le impidieron jugar con los niños de su edad.

Con sólo 17 años de edad, el joven Antonio se trasladó a Barcelona con la intención de cursar estudios de Arquitectura, que a falta de recursos económicos tuvo que combinar con el trabajo de delineante y proyectista.

Esto le permitió trabajar junto a conocidos arquitectos, como Josep Fontseré y Joan Martorell.

Seis años más tarde, cuando Guadí obtuvo el título de arquitecto, estaba a punto de iniciarse una nueva etapa en su vida: mientras esperaba realizar obras de mayor envergadura, llevó a cabo algunos pequeños trabajos de carácter decorativo.

Entre ellos diseñó una vitrina para una conocida guantería de Barcelona, la “Casa Comella”, para la Exposición Universal de París de 1878. Eusebi Güell, importante empresario del sector textil, quedó prendado de la modernidad y elegancia de aquella vitrina y se convirtió en el mecenas del arquitecto español.

A decir de sus biógrafos, Gaudí revolucionó la arquitectura y fue un creador prolífico que diseñó muebles, mosaicos, elementos decorativos, hierro forjado y cualquier elemento que formara parte de sus construcciones.

Su primer encargo como arquitecto fue para la “Casa Vicens”, que le permitió construir un edificio neogótico; más tarde, construyó caballerizas para la finca de Eusebi Güell, para después dedicarse a la construcción del Palau Güell (1885-1889) en Barcelona.

En esta primera etapa de carácter historicista, Gaudí construyó algunas de sus obras fuera de Cataluña, entre las que se encuentran el Palacio Episcopal de Astorga (comenzado en 1887) y la Casa de los Botines, en León (1891-1892).

En 1883 se hizo cargo de la continuación de las obras de la Sagrada Familia en Barcelona, para, a comienzos del siglo XX, construir en la capital catalana el Parque Güell (1900-1914), la Casa Batlló (1904-1906) y la Casa Milá (1904-1906).

Gaudí fue un importante y destacado diseñador por las forjas que caracterizan sus balcones y canceles y por el mobiliario que fabricó por distintos encargos privados.

Sus piezas más destacadas, entre otras, son el Sillón Calvet, la bancada del Parque Güell, la silla y el banco Batilló. Su desconcertante personalidad, destacada en la historia de la arquitectura como la de un visionario, inspiró el camino estructuralista de Pier Luigi Nervi y Félix Candela, así como el brutalismo expresionista de las últimas obras de Le Corbusier.

Su obra fue menospreciada por sus compatriotas novecentistas, defensores de un catalanismo basado en la cordura, antes que en la aparente locura del genio mediterráneo.

En 1910 llegó a tener la máxima fama y renombre y llamó la atención de los estadunidenses, que le encargaron un hotel en Nueva York; un año más tarde, la fortuna se apartaría de su lado cuando tuvo fiebres de Malta y se marchó una temporada a Puigcerdá, donde empeoró.

El siete de junio de 1926, Antonio Gaudí fue atropellado por un tranvía, accidente del que intentó recuperarse en el hospital de la Santa Cruz, pues al no portar documento alguno que lo identificase, fue tratado como un auténtico indigente.

Tras su fallecimiento a los 74 años de edad, media Barcelona se vistió de luto para rendir el último adiós a un hombre que, aunque pocos lo habían conocido en persona, se había vuelto muy popular.

Su cuerpo fue enterrado en una cripta de la obra donde trabajó casi los 43 últimos años de su vida, la iglesia de la Sagrada Familia. Gaudí dejó un importante legado de construcciones arquitectónicas, entre las que se encuentran “La Pedrera”, La Colonia Guell y El Colegio Teresiano.

Notimex



La Sagrada Familia, elegida como la cuarta maravilla de Catalunya según una iniciativa popular
mayo 12, 2007, 4:29 am
Filed under: Barcelona, Gaudí

09/05/2007 | Actualizada a las 10:48h
Barcelona. (Europa Press).- La cuarta maravilla del patrimonio cultural material de Catalunya es el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, según votación popular. Este monumento se une a los ya declarados anteriormente como la Seu Vella de Lleida, el conjunto arqueológico de Tarraco y el monasterio de Sant Miquel de Cuixà.

La Sagrada Familia ha conseguido el 57% de los 8.421 votos emitidos por los ciudadanos, en una iniciativa promovida por por la organización Capital de la Cultura Catalana y Catalunya Ràdio. En segundo lugar ha quedado la iglesia de Santa María del Mar, con un 16% de los votos.

El Templo Expiatorio es el máximo exponente de la arquitectura modernista catalana y se comenzó a construir el 18 de marzo de 1882, justo este año se celebra su 125 aniversario. Gaudí se hizo cargo de su construcción a partir de 1883 y se espera acabarla en un plazo de unos veinte años.

Actualmente, la Sagrada Familia tiene ocho torres construidas, que son las que corresponden a las fachadas del Nacimiento (declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2005) y la de la Pasión. El templo tendrá en total dieciocho torres.

En la elección se incluían veintisiete propuestas de las comarcas de Alt Penedès, Baix Llobregat, Barcelonès, Garraf, Maresme, Vallés Oriental y Vallès Occidental.

Hasta el próximo domingo se puede participar en la elección de la quinta maravilla del patrimonio cultural material de Catalunya, que corresponde a las Terres de l’Ebre (comarcas del Baix Ebre, Montsiá, Ribera d’Ebre y Terra Alta).



¿Cómo acabar la Sagrada Familia?
marzo 25, 2007, 5:54 pm
Filed under: Barcelona, Gaudí

La Junta Constructora convoca un concurso de ideas para el entorno del templo, que celebra sus 125 años con nueva iluminación

ROBERTA BOSCO – Barcelona – 20/03/2007

“Los jóvenes de hoy ya podrán ver la Sagrada Familia acabada”, aseguró ayer Joan Rigol, presidente de la Junta Constructora del templo, que ayer inició la celebración que conmemora el 125 aniversario de la colocación, el 19 de marzo de 1882, de su primera piedra con la inauguración de la iluminación de la fachada de la Pasión. Gracias al impulso que las obras han experimentado en los últimos años, las cubiertas quedarán completamente cerradas, a más tardar, a finales de 2008, de modo que el templo podrá abrirse al culto. De ahí la necesidad de empezar a reflexionar sobre los alrededores de la Sagrada Familia y en especial sobre la remodelación del área de la fachada de la Gloria.

A este propósito, bajo el título Colisiones creativas. Ciudad en evolución, entornos en transformación. Proyectar el entorno de la Sagrada Familia, se ha convocado un concurso internacional de ideas, cuyas bases se conocerán en junio. El proyecto original de Gaudí prevé que el acceso por la fachada de la Gloria, situada a cinco metros de altura sobre la calle de Mallorca, se realice a través de una rampa conectada con una avenida, que debería llegar hasta la Diagonal, cuya realización implica el derribo de los edificios de la manzana al otro lado de la calle de Mallorca, que en este tramo quedaría cubierta.

“Con este concurso queremos contribuir a la solución de un problema generado por la especulación inmobiliaria y la corrupción de aquellos que, en 1976, permitieron que se construyeran estos edificios en una zona verde”, afirmó el arquitecto Jordi Bonet, quien dirige las obras desde hace 22 años. Por su parte, Joan Rigol quiso tranquilizar a los vecinos que se verán afectados por las obras, subrayando que “serán tratados de forma modélica y en consecuencia con los valores de fraternidad y solidaridad que inspiran esta obra”.

Rigol no quiso empañar el espíritu de la celebración con la polémica sobre el trazado del tren de Alta Velocidad (AVE), que pasará delante de la fachada de la Gloria, a 20 metros de profundidad, separado de los cimientos del templo sólo por cuatro metros y una pared. “Hemos entregado nuestras alegaciones y estamos esperando una respuesta y que se abra un diálogo fluido entre las partes”, afirmó Rigol.

Bonet no ocultó su preocupación. “A diferencia de nuestros cimientos, el túnel del AVE llega hasta el nivel freático y el hormigón no es fiable en los lugares donde puede haber filtraciones de agua”, explicó el arquitecto, quien enumeró también los problemas que supondría la perforación para la movilidad de los visitantes (dos millones y medio en 2006) y el retraso que causarían a las obras. “Como decía Gaudí, en la Sagrada Familia todo es providencial”, afirmó el arquitecto, quien -siguiendo el ejemplo de Gaudí- realizará un peregrinaje íntimo a Montserrat, junto con los trabajadores de la obra.

El proyecto de iluminación de la fachada de la Pasión ha sido realizado por Albert Camps, quien se encargó anteriormente de la fachada del Nacimiento. Los actos continuarán el próximo 22 de abril con el descubrimiento del San Jordi, creado por el escultor Josep Maria Subirachs y situado en el jubé, el balcón papal, en el interior de la fachada de la Gloria. Subirachs ultima el portal central en bronce de esta fachada, que lleva grabado el Padre nuestro en 40 idiomas, empezando por el arameo.

Las celebraciones incluyen también el descubrimiento del ábside el día 6 de junio, una jornada de puertas abiertas el 9 de junio, una exposición del arquitecto japonés Kenji Imai durante el verano y un ciclo de conferencias en septiembre. Una misa solemne en el interior del templo cerrará la conmemoración el 19 de marzo de 2008.