Noticias de Arquitectura


Bom Sucesso, arquitectura de vanguardia en entornos naturales
octubre 31, 2008, 11:55 pm
Filed under: Arquitectura Portuguesa | Etiquetas:
ÓBIDOS ACOGE EL ‘RESORT’ TURÍSTICO MÁS AMBICIOSO DE PORTUGAL, UN PROYECTO DE 390 MILLONES DE EUROS DE INVERSIÓN CON LA FIRMA DE ARQUITECTOS DE RECONOCIDO PRESTIGIO
JORGE B. MONTAÑÉS
La necesidad de inventar, de ofrecer productos diferenciados obliga a buscar nuevas fórmulas en el residencial. El concepto de ‘resort’ turístico puede estar cambiando. Atraer a clientes requiere políticas de negocio imaginativas. Algunas de ellas pueden estar en el diseño de vanguardia y en su adaptación a la Naturaleza para que el comprador desconecte del mundanal ruido, a una distancia prudente de una gran urbe.

Portugal acoge un desarrollo innovador de 156 hectáreas promovido por Acordo y cuya primera fase, que estará finalizada en noviembre, ya ha sido vendida en su 87%. Bom Sucesso es un ‘resort’ de lujo que, con una inversión total de 390 millones de euros, reúne a 36 prestigiosos arquitectos, entre los que destacan los portugueses Álvaro Siza y Eduardo Souto de Moura, el español Josep Llinàs o el inglés David Chipperfield.

Respecto a la financiación, desde la empresa apuntan que no han tenido problemas. Su principal entidad inversora es española, Caixanova, y considenran que la calidad del proyecto ha permitido un fácil acceso al crédito. «Nuestras condiciones de pago nos dan seguridad, ya que un gran porcentaje depende de los capitales propios del cliente, que al menos tiene que pagar un 40% al escriturar», comenta Antonio Silva Pereira, consejero delegado de Bon Sucesso. Este es un aspecto muy relevante en sus principios de gestión. La estructura de financiación se apoya en el fuerte componente de capitales propios, lo que garantiza en cada operación proporciones de liquidez confortables y la construcción de una estructura organizativa flexible. Acordo nació en 2000. Aunque todos sus esfuerzos están puestos en el desarrollo de Bom Sucesso también cuenta con un par de promociones en Oporto.

El proyecto urbanístico, realizado por el prestigioso estudio Wimberly Allison Tong & Go, ha concebido la distribución de los equipamientos y un conjunto de viviendas en chalés individuales o adosados, con una plena integración en el entorno natural. «Todas las cubiertas de las viviendas son vegetales y no hay muros que separen las parcelas, sino fronteras vegetales», explica. Una vista aérea del desarrollo otorga al proyecto la visión de un ‘bosque’ hecho por el hombre. A esta concepción arquitectónica se une un gran campo de golf de 18 hoyos que ocupa 60 hectáreas de Bom Sucesso.

Perfiles

Situado en Óbidos, en la franja litoral central portuguesa, a 75 kilómetros de Lisboa, este proyecto ofrece a residentes e inversores diferentes opciones. Junto a la compra como vivienda o residencia vacacional, existe la posibilidad de propiedad fraccional, es decir, la propiedad compartida de un activo. Esta fórmula se restringe a inmuebles y la propiedad se puede compartir entre cuatro y seis partes, lo que permite a varios compradores, no relacionados, combinar sus recursos y poseer colectivamente el inmueble.

Según Silva Pereira, el perfil del comprador es generalmente extranjero (un 66% de los clientes), con mayoría de españoles, aunque también hay ingleses, irlandeses y nórdicos. El resto son clientes portugueses, principalmente inversores de clase media/alta.

Cuando se desarrolla un proyecto de semejante envergadura es muy importante abordar una ambiciosa comercialización. La compañía, con oficinas en Londres, Lisboa, Oporto y Óbidos, cuenta con la colaboración de una empresa comercializadora en España. Además, dispone de agentes en varios países.

Su estrategia comercializadora es variable. La empresa es poco dada a asistir a ferias, aunque acaban de estar en el Salón de Lisboa. En cuanto al SIMA no saben si van a participar en la próxima edición. « Ya acudimos en 2005 y 2008 y no sabemos aún qué vamos a hacer. Buscamos nuevas fórmulas de comunicación. Hemos participado en ferias de golf, incluso hemos patrocinado algún campeonato. También hacemos muchas presentaciones privadas», apunta Silva Pereira.

Sobre la crisis financiera e internacional, Silva Pereira se muestra tranquilo. Cree que, para bien y para mal, Portugal no ha vivido ningún ‘boom’ inmobiliario en la última década y no tiene un ‘stock’ de vivienda comparable al español. «Estamos acostumbrados a esta situación, desgraciadamente en los últimos años el crecimiento portugués no ha sido comparable al de España».