Noticias de Arquitectura


Inminente inscripción de CU en la lista de Patrimonio de la Humanidad
abril 21, 2007, 3:22 pm
Filed under: México, Patrimonio, UNAM

El proceso se encuentra en la fase final, previa a la declaratoria de la UNESCO
MERRY MACMASTERS

El campus de Ciudad Universitaria de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que comenzó a funcionar en 1952, está en la última fase del análisis para ser inscrito en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), declaratoria que se dará en los próximos meses.

Será el segundo conjunto de arquitectura moderna mexicana en gozar de este título, porque el primero fue la Casa Estudio Luis Barragán, en 2004.

El capítulo mexicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos, por sus siglas en inglés), ha participado desde el inicio en esta gestión mediante integrantes como Francisco López, Enrique de Anda y sus diferentes presidentes, que durante muchos años persiguieron este objetivo, señala Javier Villalobos Jaramillo, su actual dirigente.

Como integrante del Comité Ejecutivo Internacional de Icomos, Villalobos asistió a la reunión del pasado enero efectuada en París, donde se analizó el caso, aunque más bien participó en la evaluación de otras propuestas, pues ”a los mexicanos no nos toca evaluar lo propio”.

Al respecto, expresa su beneplácito de que algunos de los proyectistas de Ciudad Universitaria, como Pedro Ramírez Vázquez y Alfonso Liceaga, formen parte del capítulo mexicano de Icomos.

El Icomos mexicano, mediante su Comité Científico de Arquitectura del Siglo XX, considera oportuno seguir discutiendo los valores del campus central.

Con ese propósito dedicará su cuarto Encuentro Nacional de Arquitectura del Siglo XX, que se realizará los días 24 y 25 de mayo, al tema El campus de la Ciudad Universitaria de la UNAM, monumento artístico mexicano. Se contará con el apoyo del Instituto de Investigaciones Estéticas y la Facultad de Arquitectura de la UNAM, esta última sede del encuentro.

En 2005, Ciudad Universitaria recibió el título de Monumento Artístico, trámite que fue iniciado por el Icomos mexicano. Luego, por medio de la Facultad de Arquitectura, se envió información al rector Juan Ramón de la Fuente de que el campus tiene los méritos para ser inscrito en la lista de Patrimonio de la Humanidad, y que el Comité Científico de Arquitectura del Siglo XX tenía la capacidad de organizar la documentación necesaria para la integración de un expediente, expresa Enrique de Anda, coordinador del comité.

Espejo hacia el mundo

Respecto de los argumentos que respaldan esta propuesta, De Anda coloca, en primer lugar, ”la calidad fuera de lo común de la arquitectura, muy bien realizada, que tiene que ver con una muy buena comprensión y asimilación en México de los principios de la arquitectura moderna lanzados en Europa en los años 20 del siglo pasado”.

Se finca también en ”los valores excepcionales que tiene el campus para la cultura mexicana y, por tanto, la universal”. Tiene que verse con ”la presencia de la UNAM como ente que permanentemente se renueva, se moderniza y se ha vinculado con todo el proceso cultural del país. En esa medida también es una suerte de espejo hacia el mundo.

”La universidad ha sido, y sigue siendo, un reflejo de idiosincrasias, de propósitos, de actitudes, de los avances en la técnica, las humanidades y las artes. Todos aquellos que han tenido algo relevante que decir en México en el siglo XX, por lo menos en cualquiera de las áreas del conocimiento, han estado vinculados de una manera u otra con la universidad.

”Esos son los valores implícitos en el campus, porque allí están los edificios emblemáticos: la biblioteca, los primeros en los que se alojaron las escuelas y facultades, la Rectoría; están las diferentes áreas en las que siempre se ha apoyado el trabajo de la universidad, que es la investigación, la docencia y la difusión de la cultura, esta última incluye al Museo Universitario de Ciencias y Arte”.

Que Ciudad Universitaria tampoco ha perdido su halo vanguardista, queda demostrado con el anuncio del próximo proyecto de Spencer Tunick, conocido por sus instalaciones masivas de personas desnudas en espacios públicos. Para De Anda ”todo el mundo tiene una imagen de la universidad. Por las huelgas, por el futbol -en su época, el futbol americano-. Es un hecho que muchos acontecimientos de vanguardia en el siglo XX se dieron en la universidad: José Vasconcelos llegó a ser secretario de Educación Pública después de ser rector; el movimiento del 68 se prohijó con una participación decidida de la UNAM.

”De esa época también fueron los movimientos de vanguardias artísticas que buscaban otros espacios que no eran los oficiales, como el Palacio de Bellas Artes. No es gratuito que dentro de esa actitud social tan fuerte, hoy día estemos reconociendo que los edificios universitarios, hechos por arquitectos mexicanos para ese campus, son de calidad excepcional.”

No obstante, a De Anda le preocupa que en la UNAM no se ha desarrollado un ”plan de manejo del bien”, como pide la UNESCO, que no es lo mismo que un proyecto de mantenimiento. Como primer punto, se debe de crear una unidad de gestión, en la cual estén representados los distintos sectores que utilizan el bien: profesores, investigadores, alumnos, trabajadores, todos los que tienen alguna tarea relacionada con la universidad.

Una de sus labores es evitar que se pierda la ”autenticidad” del campus, hecho que da sustento a la solicitud de inscripción en la lista de Patrimonio de la Humanidad, porque ”los edificios no han sido modificados ni en sus condiciones físicas ni de uso”. Para De Anda, eso habla de ”un mérito arquitectónico, porque a pesar de que tiene más de 50 años de uso intensivo, cotidiano, los edificios han permanecido”.

Luego, en ese conjunto se han generado ”actitudes, conductas, relaciones de la comunidad universitaria con la sociedad, que han hecho que ésta identifique a la universidad y al campus con algunas características. En cualquiera de los ámbitos de la cultura está presente Ciudad Universitaria. Entonces, lo que se busca con un plan de manejo es que esos valores, no nada más físicos, no desaparezcan”.

Anuncios


Carece arquitectura moderna de sentido de urbanidad: Xavier Guzmán.
abril 6, 2007, 2:24 pm
Filed under: México

April 4th, 2007 @ 8:23am

México, 4 Abr (Notimex).- La arquitectura mexicana contemporánea ha acertado al construir piezas emblemáticas, pero únicas, y ha fallado en saber construir ciudad, señaló el director de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble del INBAL, Xavier Guzmán.

Entrevistado por Notimex, señaló que la arquitectura porfiriana, tan denostada como la de los años 20 y 30 del siglo pasado, “sabía hacer una pieza emblemática y única, pero también sabía tejerse en ciudad, y eso es lo que le ha fallado a la arquitectura nacional a partir de los 40 a la fecha”.

Al respecto, aseguró que piezas emblemáticas del siglo XX son el Palacio de Bellas Artes, el Angel de la Independencia o la Macro Plaza de Monterrey, del arquitecto Luis Barragán, o el Mercado Libertad en Guadalajara, mismas que pueden servir de atractivo turístico en esta Semana Santa.

Sin embargo, aclaró que entre las principales preocupaciones de la Dirección de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) no se centra sólo en los edificios emblemáticos, sino también en la arquitectura contextual.

Es decir, precisó, “la obra de aquellos arquitectos que no son famosos y que han hecho ciudad; mucha arquitectura de estos barrios y colonias, como la Santa María (la Ribera), la San Rafael, está catalogada”.

También, la arquitectura de la colonia Americana, en la ciudad de Guadalajara, o toda la ciudad de Torreón, Coahuila, que fue por completo edificada en el siglo XX, “todo esto está catalogado y tenemos que preservar”.

Guzmán reiteró que la dirección a su cargo no sólo tiene catalogadas las grandes obras emblemáticas, “sino esa arquitectura menuda que hace ciudad. Porque nosotros creemos que el patrimonio heredado es maravilloso, pero queremos estar atentos al nuevo patrimonio que se está creando”.

Concluyó que justo toda esta obra que cuida la dirección de “nos lleva a concluir que la arquitectura de hoy -gestada hace dos generaciones- ha acertado en construir piezas emblemáticas, pero únicas, y ha fallado en saber construir ciudad”.



Arquitectura y artes plásticas, en diálogo
abril 2, 2007, 5:09 am
Filed under: González de León, México

Teodoro González de León inauguró, en la escalinata del Auditorio Nacional, la pieza Tres figuras áureas

Ricardo Cerón
El Universal
Jueves 29 de marzo de 2007
Cuando el arquitecto Teodoro González de León visitó las costas de Baja California, le impresionó ver una roca finamente tallada por el mar, en forma de poliedro de tres caras, cuya forma conservó y, más tarde, sirvió de base para crear la pieza Tres figuras áureas, inaugurada ayer en la escalinata del Auditorio Nacional.

Como si se tratara de personajes, dijo, las tres figuras geométricas que componen esta pieza dialogan una frente a la otra, “pero con un lenguaje mudo, no audible, que hay que percibir con los sentidos”.

Acompañado por el jefe de gobierno del DF, Marcelo Ebrard, y del presidente de Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Sergio Vela, González de León recordó que hace 16 años, cuando junto con Abraham Zabludovsky, hicieron la remodelación del Auditorio Nacional, nunca imaginó que una pieza escultórica suya se colocaría en ese sitio.

Sin embargo, precisó que en la remodelación se pensó en el auditorio como un espacio público de cultura y esparcimiento, que se convirtiera en un lugar de diálogo de las artes plásticas y la arquitectura.

Por eso en el lugar, argumentó, fueron instaladas la pieza de acero pintado de Vicente Rojo, las complejas placas metálicas de Manuel Felguérez y la Luna de Juan Soriano. El arquitecto consideró importante la creación de espacios como el Auditorio Nacional, porque el DF ha estado olvidado en materia de infraestructura arquitectónica “inteligente”, porque consideró que sólo hay trabajos tontos como los segundos pisos.

En ese sentido, consideró que el cierre de la Biblioteca Vasconcelos fue una decisión justificada, porque fue una obra irracionalmente construida, en un tiempo absurdo. “Fue un cálculo aritmético tonto, donde creyeron que si no acababan con una compañía, era mejor meter 10”.

El especialista explicó que el proyecto de construcción del Museo Universitario de Arte Contemporáneo en la Universidad Nacional Autónoma de México va “a todo vapor” y espera que este mismo año pueda recibir las obras que va a resguardar.



Concluyó el VIII Congreso Internacional de Arquitectura 2007
marzo 17, 2007, 3:57 am
Filed under: Arquine, México

por: Notimex
fecha de publicación: 15-03-2007, 10:46 hrs.

MÉXICO.- El VIII Congreso Internacional de Arquitectura 2007, que la víspera culminó en esta ciudad, fue una muestra compleja de distintas visiones sobre la arquitectura y el diseño de las ciudades, afirmó Miquel Adria, director de la revista especializada Arquine.
Añadió que al acontecimiento, que fue clausurado en el Palacio de Bellas Artes, asistieron 12 especialistas en el ramo de la arquitectura y además asistieron más de dos mil personas.
“Tuvimos desde gestores urbanos como Joseph Acebillo hasta grandes arquitectos a nivel mundial como Kazuko Sejima, quienes fueron muy claros y contundentes en sus ponencias respecto a la ciudad contemporánea”, comentó Adria a Notimex.
Satisfecho por los resultados, destacó que esta edición fue “exitosa”, ya que durante tres días de conferencias, el Palacio de Bellas Artes registró un lleno.
“Fue un caleidoscopio de ideas e imágenes, en el cual continuaremos trabajando, ya que se cumplieron las expectativas en esta edición”, agregó.
Aseveró que el propósito de llevar a cabo este acontecimiento radica en poner sobre la mesa las experiencias de distintos arquitectos y diseñadores destacados a nivel internacional, a favor de la cultura y alrededor del tema de la ciudad.
“En este congreso no dimos recetas a nadie. Ni mucho menos a ningún gobierno, sino que compartimos las reflexiones y en base a ello pensamos qué posibles propuestas podemos tener para las ciudades del futuro”, adujo.
Desde el punto de vista urbano consideró que se deben de recuperar los espacios públicos en la Ciudad de México, ya que “ahí está la clave para la recuperación de la ciudad”, comentó.
“La recuperación del espacio público es fundamental para la salud de la ciudad y convivencia de los ciudadanos, en caso de no hacerlo, se tiende a la privatización y el secuestro del espacio público. Esta es tarea de todos, sociedad, involucrando gobiernos”, aclaró.
De igual forma indicó que la Ciudad de México cuenta con una estructura bastante sólida, por ello, mencionó que se deben reforzar sus estructuras de conectividad, como el sistema de transporte, e implantar proyectos estratégicos que a la vez detonen la regeneración urbana en las áreas donde se ubiquen.
“El congreso es un granito de arena más, al participar en la difusión de la cultura y de las ideas alrededor del tema de la ciudad”, añadió.
Durante tres días, el Palacio de Bellas Artes se convirtió en el punto de encuentro de destacados especialistas, quienes expusieron sus diferentes ideas e inquietudes en torno a la principales problemáticas de las grandes urbes en el mundo.
Pei-Zhu, uno de los arquitectos chinos más sobresalientes de la actualidad, estuvo presente, al igual que la japonesa Kazuko Sejima, a quien por su destacada trayectoria y contribución a la arquitectura internacional, la Escuela de Arquitectura de la Universidad Anáhuac le entregó el Premio Mario Pani 2007.
De igual forma se presentaron el alemán Stefan Beck, arquitecto por la Universidad de FH Hildesheim, y el filósofo de origen mexicano radicado en Nueva York, Manuel de Landa, quien hizo un recuento de las distintas problemáticas que han tenido las ciudades desde que son urbes.
Previo a la clausura, se entregó un premio Internacional Arquine, bajo el título “Los “Mapas de la Ciudad: Centro Infográfico”, a Alejandro Delgado, Daniel López e Ignacio Santos.
Este año, planteado en el contexto de la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, Ciudad de México, participaron 376 propuestas para un Centro Infográfico Metropolitano de archivo y exposición permanente de las distintas expresiones gráficas del territorio de la capital.
El premio consiste en 100 mil pesos y el proyecto se publicará en la página web de Arquine y en el número 39 de la revista, en junio próximo.
NTX 15/03/2007 08:49hrs.



Con otra Olimpiada, México podría reactivar arquitectura
marzo 17, 2007, 3:49 am
Filed under: México, Pei

Dijo el urbanista chino Zhu Pei
Con otra Olimpiada, México podría reactivar arquitectura

México como Pekín debería arriesgarse e intentar organizar otros Juegos Olímpicos, ya que representa una oportunidad para incentivar el urbanismo y la arquitectura, dijo Zhu Pei, uno de los representantes de la arquitectura china contemporánea y ganador del Concurso Internacional para las Olimpiadas de 2008.

El hombre que pasará a la historia por diseñar el edificio símbolo de esta justa deportiva de la era digital: el Centro de Control y de Datos de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, señaló que la organización de una cita olímpica representa todo un reto para las grandes urbes que, como México, tienen problemas de intenso tránsito vehicular y necesidades arquitectónicas.

Tras participar en el octavo Congreso Internacional de Arquitectura y Diseño Arquine 2007, que se desarrolla desde el lunes y hasta hoy en el Palacio de Bellas Artes, Pei destacó que los países que son sede de unos Juegos Olímpicos tienen que ver más allá y establecer cuál será el futuro de la nueva infraestructura concebida para responder a las necesidades del momento.

“Tenemos que saber cuál debe ser el futuro de las ciudades para buscar la ventaja de la tecnología y también para manejar el crecimiento demográfico y económico”. Y agregó que como unas olimpiadas representan todo un fenómeno, los gobiernos le ponen mucha atención a la arquitectura y se olvidan de los proyectos de vivienda: “creo que debemos cambiar esa actitud para que los proyectos olímpicos sean también para el público”.

Zhu Pei explicó que ahora con los Juegos Olímpicos de 2008, hay un boom en China que ha propiciado la construcción y la renovación de una vieja ciudad.

“Es necesario algo así para estimular la construcción, el desarrollo y la economía en China, pero tenemos que planear a futuro, debido a que esas construcciones olímpicas deben jugar un papel significativo después de los juegos.

“Una clase de miopía olímpica tiene agarrado a Pekín, se siente a veces como si el futuro de la ciudad se basara sobre este acontecimiento, tal vez porque los Juegos Olímpicos son una pieza central de todo este desarrollo arquitectónico, caracterizado por proyectos enormes y ambiciosos”.

Símbolo de Pekín 2008

El gobierno municipal de la capital china prometió presentar en 2008 unos juegos con el más alto contenido tecnológico de la historia: la sede digital Pekín.

Esta propuesta arquitectónica revolucionaria fue diseñada por el Studio Pei Zhei & Urbanos /Pei Zhu, Tong, Hui Wang. Se localiza cerca del Centro Olímpico, del Estadio Nacional y del Centro Nacional de Natación.

El edificio, construido con materiales locales, funcionará como Centro de Control y de Datos de la organización olímpica, posteriormente será la sede del Museo de las Olimpiadas Digitales, así como de un centro de exposiciones para fabricantes de productos digitales.

El concepto de dicha construcción, que está por terminarse, intenta reproducir un código de barras y un circuito integrado que emerge del agua.

El arquitecto Zhu Pei aseguró que su trabajo siempre se enfoca en un punto de vista urbano, es decir, siempre se preocupa por resolver los problemas sociales y arquitectónicos con un enfoque contemporáneo y con una referencia a la cultura tradicional.

México/Leticia Sánchez



Sánchez Arquitectos y Asociados, 30 años de proyectos emblemáticos
marzo 1, 2007, 5:13 am
Filed under: México, Sánchez

Por: Ricardo Pacheco Colín

Martes 27 de Febrero de 2007 | Hora de publicación: 00:11

Pensamos que la arquitectura es un servicio, es una de las bellas artes, pero un arte que se vive”, expresa con vehemencia Félix Sánchez Aguilar a propósito de la aparición del libro Sánchez Arquitectos y Asociados, que coincide con los 30 años de funcionamiento de esta firma; texto que publican la Facultad de Arquitectura de la UNAM y el Conaculta, en edición de lujo (selección de color y excelente papel).
Para conocer a los Sánchez y amigos que los acompañan queda que ni pinti parada la frase “por sus obras los conoceréis”. En este caso el volumen citado pasa revista a un conjunto de trabajos arquitectónicos que tienen su sello: Torre del Instituto de Ingeniería de la UNAM, Flora 16, ITAM Posgrado, Casa-Estudio-Coco, Ámsterdam 120, Mercado público de San Ciprián, Unidad El Rosario, Archivo Histórico de Tlaxcala, Mercado Público de Pino Suárez, además de obras en Europa y Asia.
En estos casos hay un uso de materiales modernos, económicos, vistosos, duraderos; con predilección por el vidrio y el metal, en estructuras armónicas, ligeras, amables y muy llamativas, como el despacho de este grupo de arquitectos donde platicamos, en Chihuahua, colonia Roma.
definición. Sánchez y Asociados surge en discusión con las ideas de Luis Barragán. Por eso, Luis Sánchez nos aclara: “Tomamos a Luis Barragán como otro más de los grandes arquitectos contemporáneos, pero no como el modelo a seguir para hacer arquitectura mexicana”.
Luego, Gustavo López Padilla define con precisión al grupo: “Yo si creo que nuestra arquitectura es funcionalista, porque es aquella que trata de ser muy racional, muy eficiente en cuanto al planteamiento del proyecto, respecto de la racionalidad constructiva, la solución de los detalles.
“Una arquitectura —continúa— que plantea una economía entendiendo las necesidades del usuario, que elimina lo superfluo, los adornos que no tienen una función estética, que toma en cuenta la ciudad”.
ESTADO. “Si tú haces una casa en donde le entra la luz, en la que la gente se siente bien, tiene que mejorar su vida, y la vida de la ciudad”, explica Félix Sánchez Renero.
“Lo hemos visto: cuando en las vecindades de México vivían hacinadas 16 gentes en ocho metros cuadrados sin poderle abrir a la llave de agua y con 50 familias que deben compartir un baño, la vida era una. Pero en la medida en que esa gente tiene una casa, obviamente mejora su vida”, reflexiona.
Luego los tres arquitectos coinciden en que el Estado mexicano se ha retraído: “Volvemos a lo mismo, el México de oro entre 1940 y 1960 era un país fantástico. No hemos tenido la capacidad de volver a ese nivel, como sector público enfocado a la ciudad”.
Luego Félix agrega tajante: “Las necesidades existen, claro que existen, pero está detenida con alfileres la ciudad”.
Luis Sánchez proporciona los datos duros: “Cuando salimos de la escuela, en 1968, el 90 por ciento de los proyectos eran encargados por el gobierno; ahora creo que se ha invertido: el 10 por ciento es del Estado y el 90 es privado.
¿Ven posibilidades que esa participación estatal se renueve? “Yo creo que está difícil”, contesta Gustavo y añade que “a nosotros nos tocó la última etapa de participación del Estado, en la que hicimos grandes proyectos de vivienda, unos en la capital y otros en los estados”.
Gustavo concluye: “Pero lo que no puede suceder es que el Estado renuncie a marcar las directrices en urbanismo y a pensar en el bien común”.
Félix Sánchez cierra la plática: “creo que hemos sido muy afortunados porque hacemos lo que nos gusta y nos pagan por eso. Considero que ha sido muy divertido y quizá por eso es que hemos aguantado tanto tiempo. Me quedo con las palabras de Paul Valery: ‘la arquitectura cuando es mala hay que despreciarla y cuando es bella, canta’”.



Comparte experiencia jalisciense ganador de concurso de arquitectura en Alemania
febrero 10, 2007, 5:13 pm
Filed under: Concursos, México

Gerardo Villar platicó en la Universidad Lamar sobre su proyecto de rascacielos, una torre de 120 metros de altura que serviría para albergar comercios, viviendas y oficinas.

Guadalajara.- Basándose en la analogía entre un árbol y un edificio, Gerardo Villar Watty diseñó una construcción vertical con la que ganó el concurso nacional Xella de Alemania. El egresado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente platicó su experiencia a 70 estudiantes de arquitectura de la Universidad Lamar.

El arquitecto le comentó a los alumnos “los mexicanos si podemos” y los instó a echarle ganas a sus metas y proyectos, ya que él le ganó a 500 concursantes con la idea de un rascacielos en Berlín.

El certamen alemán le permitió a Gerardo Villar crear un proyecto de torre de 120 metros de altura, que sirviera para albergar comercios, viviendas y oficinas.

El joven arquitecto a sus 26 años, acaba de concluir su maestría en arte en arquitectura en la Hafen City Univerität de Hamburgo y goza de reconocimiento en Berlín, gracias a su proyecto arquitectónico que le mereció, una remuneración económica de 2,500 euros y una escultura en bronce.

“Diseñe un centro urbano de atracción, se me ocurrió proponer una construcción que en los primero pisos tuviera comercios, en la parte de en medio viviendas y en las alturas gimnasios y restaurantes”, platica mientras enseña su maqueta a los estudiantes de Lamar. Agrega: “Los departamentos residenciales los coloque separados a los comercios y oficinas por medio de una división con ventanales para una percepción óptica diferente”.

Y aunque es de ascendencia alemana, Gerardo no había tenido ningún acercamiento con el país europeo hasta que le picó el gusanito de partir a nuevos rumbos, “de dieron ganas de ver como era todo afuera”, y le gustó tanto que ya lleva más de dos años viviendo en Alemania. “me voy a integrar a trabajar con un grupo de arquitectos para diseñar la filial de Hamburgo de la BMW”, asegura. Pero no piensa quedarse allá más de dos años, quiere volver a Guadalajara y poner una oficina con su hermano quien también es arquitecto y con quien ya había ganado un concurso de arquitectura en la Feria Internacional del Libro.

Para el joven, es más difícil sobresalir en México, “aquí casi no hay concursos a diferencia de Europa, allá se convoca mucho a certámenes y se reconoce más el talento”.

Rocío Ramos