Noticias de Arquitectura


De niño pobre a arquitecto más influyente del mundo
julio 24, 2009, 4:12 pm
Filed under: Foster | Etiquetas:

Grandioso es el calificativo que resulta de observar las obras que construye el inglés Norman Foster (Manchester, 1935)

Sonia Sierra
El Universal
Jueves 09 de julio de 2009
sonia.sierra@eluniversal.com.mx
Grandioso es el calificativo que resulta de observar las obras que construye el inglés Norman Foster (Manchester, 1935). Sin embargo, sus creaciones no sólo son ingentes por el tamaño que tienen sino por la sencillez y sorpresa, sello que este “arquitecto de la era global” deposita en cada edificio, museo, estadio, aeropuerto o conjunto urbano que diseña, colosales esculturas que dibujan limpias formas en el espacio.

El estilo Foster, definido como sofisticado, liviano, rotundo y apabullante, se admira en emblemáticos espacios como la cúpula de cristal del Reichstag (Parlamento alemán), los aeropuertos de Hong Kong y Pekín, el centro Sainsbury de Artes Visuales de Norwich, el Puente de Millau, a 2 mil 460 metros sobre el valle del Tarn (Francia) o las torres del Milenio, en Londres, y del Collserola, en Barcelona. Cada vez más, un mayor número de creaciones suyas se extiende por el extranjero.

Autor de casi 300 construcciones en 50 países, Foster encabeza un estudio de más de mil profesionales, con alrededor de 20 sedes en distintas ciudades. Así, se ha convertido en uno de los arquitectos más prestigiosos, influyentes y cotizados del mundo. El alcance de su obra ha sido reconocido con los más grandes galardones en su profesión, como el Premio Pritzker en 1999, considerado el Nobel de la Arquitectura, la Real Medalla de Arquitectura y el Europeo de Arquitectura, Mies van der Rohe. A estos se suma el Príncipe Asturias de las Artes que recientemente le fue concedido, según el jurado, por anticipar “con brillantez la única ‘polis’ posible en el siglo XXI, al servicio del desarrollo sostenible y de la libertad personal y social”. Son más de 60 premios y reconocimientos.

Arquitecto y urbanista al mismo tiempo, Foster no ha olvidado el compromiso de la arquitectura con el medio ambiente, al contrario. En su opinión, “la sostenibilidad del planeta no es moda, es supervivencia”. En busca de un modelo urbano más ecológico diseña proyectos como el de la primera ciudad sostenible: Masdar, en Abu Dhabi, un conjunto urbano que albergará 50 mil habitantes y cuyas emisiones de CO2 serán nulas.

Además de su interés por la arquitectura, se involucra en el diseño urbano con planes generales para ciudades como Berlín y Cannes, entre otras, o trabajos más específicos como la ordenación urbana de la Exposición Universal de Lisboa de 1998 o el diseño de una escuela en Sierra Leona, construida con técnicas y materiales del país.

Dibujante desde su infancia, los diseños arquitectónicos de Frank Lloyd Wright y Le Corbusier, que conoció en la biblioteca pública de Manchester, fueron el impulso para su vocación.

Con estudios de arquitectura en la universidad de Manchester y un posgrado en la estodounidense Universidad de Yale, Foster desarrolló en sus primeros trabajos un diseño de tipo austero, y un estilo High-tech; con el tiempo dio paso a una experimentación de la forma, el uso de curvas, y un espectro de materiales y diseños mucho más amplio.

En 1965 fundó el estudio de arquitectos Team 4, junto con su primera esposa Wendy, y Richard Rogers y la esposa de éste, Sue. Años más tarde el estudio se llamó Foster and Partners.

Foster, quien ha diseñado aeropuertos, rascacielos y museos en todo el mundo, dijo en entrevista con El País de España: “Siempre busco lo mejor. La máxima calidad, la perfección. Y es una cultura que se da por sentada en la compañía; somos una comunidad creativa en la que todo te impulsa en ese sentido. Esa forma de pensar se transmite a las nuevas generaciones”

Miembros de su estudio opinan que Norman Foster tiene la obsesión de hacer sencillo lo complejo. “No quiere que sus edificios se contemplen como algo extraño y milagroso; le gusta que la gente entienda cómo están hechos, cómo funcionan, su estructura; son espacios para ser usados, no joyas abstractas”.

El arquitecto más famoso del mundo es también un hombre de origen humilde que se ha ganado a pulso la libertad y el derecho de hacer exactamente lo que quiere y lo que le da placer.

“Como decimos los ingleses —ha expresado el arquitecto—, he logrado en estos años tener la tarta y comérmela; hacer dos cosas al tiempo: ser un hombre de negocios y un arquitecto apasionado por mi profesión. Pero hoy, por fin, puedo centrarme en proyectar edificios sin pensar continuamente en la cuenta de resultados”.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: