Noticias de Arquitectura


Viviendas de coste cero
marzo 22, 2009, 4:49 pm
Filed under: Arquitectura Española, Pais

El dinámico y vibrante festival eme3 cita en Barcelona a arquitectos, filósofos y estudiantes para debatir sobre el futuro que nos toca habitar

M. JOSÉ DÍAZ DE TUESTA – Barcelona – 20/03/2009

A duras penas Ana y Cristina, estudiantes de diseño, intentaban ayer poner en pie una instalación sobre el colapso de la arquitectura en Gaza. El viento les estaba jugando una mala pasada. “Colapso es como ponerte a cero y volver a empezar, es algo positivo”, decían. Collapse es también el título de la cuarta edición de eme3, dinámico festival de arquitectura de Barcelona que reúne durante tres días, hasta mañana, a estudiantes, arquitectos y sociólogos (unos 400 en total) para debatir sobre el futuro que nos toca habitar.

El viento cesó. Y esa instalación, que simulaba un naipe de cartones blancos, fue contemplada con gran curiosidad por otro gran optimista, Oriol Bohigas, desde la barrera de sus 83 años. El arquitecto, uno de los más relevantes del panorama español, paseaba por el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) con el espíritu de “un diletante, que es como hay que ver estas esferas creativas tan explosivas”. Sin perderse ninguna de las propuestas del festival que ocupa tres metros cúbicos (de ahí eme3). O lo que es lo mismo, una milla del arte más inquieto, en pleno barrio del Raval, que incluye el CCCB, el Museo de Arte Contemporáneo (Macba) y el FAD (Fomento de las artes y el diseño), uno de los principales impulsores del festival.

Los 100 proyectos tienen rasgos comunes: una estética de cartones, tamaño discreto y premeditadamente (casi subversivo) coste cero. ¿Adiós a la era mediática-faraónica? “La arquitectura de alto standing, icónica, está muy mal, en declive. Y están muy bien estas experiencias de gente joven, hechas con sistemas muy económicos, incluso voluntariamente empobrecidos, y poco academicistas. Son más interesantes y con más futuro”.

La reflexión es de Bohigas padre. Porque su hijo Josep (su estudio Bopbaa ha realizado la última ampliación del Museo Thyssen) también pululaba por allí. Junto a Javier Planas es uno de los ideólogos de este festival intermitente (su primera edición data de 1999) conocido también como “el Sónar de la arquitectura”. Tiene su explicación. Si aquel festival convirtió la música electrónica en un filón turístico económico, también inauguró un formato de festivales abiertos muy apoyados por el CCCB. Eme3 combina debates con Gilles Lipovetsky, Santiago Cirugeda o Enric Ruiz Geli, música y documentales.

“Esta ciudad tiene la grandeza de concebir iniciativas valientes como ésta, siempre que no se docilicen “, previene Vicente Guallart, arquitecto presente en la pasada Bienal de Venecia. “Barcelona es un lugar ocupado por las franquicias de la arquitectura y necesita un revulsivo. La buena noticia es que los jóvenes tienen entornos para expresarse”.

Grotto, diseñada por la ESARQ (Universidad Internacional de Cataluña) es una curiosa propuesta. Este centro es el único que tiene un aparato con un nombre que impone: Máquina de control numérico. Hace casi magia. El dibujo que un arquitecto realiza en el ordenador lo construye en madera, o sea, que él solito hace la maqueta. Grotto (iglú) es hijo suyo. “Representa una gruta con un túnel, que conduce a un espacio como si fuera un estómago que acoge a la gente con cojines y música chill out para que se relaje”, explica el subdirector de ESARQ, Borja Ferrater.

El contrapunto a esta intimidad está a pleno sol, en la plaza Dels Àngels, enfrente del Macba. Sus ocupantes naturales, los skaters, tienen que compartirla estos días con otros pobladores que acudían en tropel a disfrutar de Todo sobre ruedas. Sorprendente iniciativa de los colectivos Makea tu Vida y Basurama que han puesto ruedas a todo tipo de mobiliario desechado. Idea feliz que cumple un objetivo: “Las propuestas urbanas tienen que contar e integrar a los ciudadanos”, dice Guillem Augé, codirector de eme3 junto a Anna Vergés.

Otro buen ejemplo de participación ciudadana estaba al lado, en la plaza de las Caramelles. Este lugar, con problemas de seguridad para los vecinos por la noche, es atípico. Tiene cuatro accesos de los cuales dos siempre están cerrados y los otros un vecino autorizado por el Ayuntamiento los cierra por la noche. Conclusión que se oye: “Es un espacio público de uso privado”. Urtzi Grau y Cristina Goberna han propuesto por un día abrir todas sus puertas y alquilarla a 10 euros la hora (“lo que cobra un estudiante en prácticas”) para comparar cómo viven los ciudadanos y cómo les gustaría vivir.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: