Noticias de Arquitectura


“Los grandes arquitectos no siempre son los mejores”
octubre 31, 2008, 11:52 pm
Filed under: Crítica | Etiquetas:

Beth Galí, arquitecta y presidenta del FAD

10/08 – Roser Vilar

“Diseño es todo aquello que se piensa, se construye y acaba siendo un artefacto”. Ésta es la definición de Beth Galí, la primera mujer en acceder a la presidencia del FAD (Fomento de las Artes y del Diseño) en sus 105 años de existencia. Cansada de que sólo se reconozcan las obras de famosos arquitectos, éste año Galí, junto con el jurado de los Premios FAD, han premiado el diseño de unas viviendas sociales. La arquitecta quiere promover el sector responsable del diseño que aporte una sensación de bienestar a la sociedad, aspecto que “está muy poco presente en la arquitectura actual”. Durante su etapa como arquitecta municipal del Ayuntamiento de Barcelona, Galí aprendió que “hay que escuchar a la gente cuando se quiere hacer arquitectura municipal, si no, el proyecto tiene muchos números para fracasar”.

Roser Vilar.- Habitualmente, los premios de arquitectura recaen obras firmadas por prestigiosos arquitectos. En cambio, el premio FAD de arquitectura de este año ha recaído en unas viviendas de protección oficial. ¿Por qué decidieron premiar un este proyecto?
Beth Galí.- Hace tiempo que se está aflorando en el sector una actitud crítica hacia las arquitecturas espectaculares, con presupuestos altísimos y utilizando materiales muy tecnológicos que hace que se encarezcan las obras. Es verdad que las ciudades necesitan grandes monumentos, pero no hace falta que esto se convierta en un argumento especulativo, como lo que estaba pasando ahora. Antes las grandes obras estaban concentradas en museos, conventos, iglesias… pero cuando esto pasa a manos de los constructores y las inmobiliarias, que muchas veces son los que especulan porque una administración pública no lo hará, entonces es cuando llegan los problemas. Este FAD es una advertencia para transmitir que los buenos arquitectos hacen vivienda social y que este tipo de viviendas las pueden hacer los mejores arquitectos, que no siempre son los más conocidos.

R.V.- ¿Qué entiende por un buen arquitecto?
Beth Galí.- Arquitectos que sean responsables, que hacen las cosas con ganas de mejorar la calidad de vida de la gente y que piensan en los ciudadanos cuando crean un edificio.

R.V.- ¿Cuál es el objetivo del FAD?
Beth Galí.-  El FAD tiene seis asociaciones que van desde la arquitectura hasta la artesanía pasando por todos los sectores del mundo del diseño. El FAD existe para destacar los valores culturales y sociales del diseño. El diseño puede estar en manos de desaprensivos, como pasa en el 99% de la arquitectura o puede estar en manos de arquitectos responsables, que es el sector que estamos promoviendo. Otra labor muy importante es la pedagogía que intentamos transmitir, por ejemplo, a las empresas, explicándoles que el buen diseño es competitivo, aspecto que hasta ahora no se conocía.

R.V.- Usted es la primera mujer que llega a la presidencia del FAD. ¿Es un doble reto?
Beth Galí.- ¿Sabes lo que pasa? Que esto ya me ha ocurrido con anterioridad. He sido la primera mujer en muchas cosas, y espero que esto ya nos sea un reto, sino algo normal. Yo lucho por ello, para que el hecho de ser mujer no sea un valor añadido. En este sentido, soy bastante contraria a las cuotas. No se puede dar un cargo a alguien por el simple hecho de ser hombre o mujer.

R.V.- ¿Qué cambios ha experimentado el FAD desde que usted ocupa su presidencia?
Beth Galí.- Durante la anterior legislatura, se insistió mucho en explicar que todo es diseño y la gente lo entendió. Nosotros hemos abierto el FAD con las relaciones del diseño y la arquitectura con la sociedad. Queremos buscar las relaciones que tiene el diseño con otras disciplinas como la antropología, la sociología…por otro lado, también queremos que el FAD se vuelva un lugar de polémica.

Queremos que el FAD se vuelva un lugar de polémica

R.V.- ¿Cuál es el objetivo del diseño en las ciudades?
Beth Galí.- Es un conjunto de cosas. El fin del espacio público es cohesionar y dar sentido a la ciudad, por eso se tiene que pensar mucho en la forma que se le va a dar. Es muy importante saber cómo se vive en los espacios que se tienen que remodelar. Las estructuras de las ciudades tienen que ser sociales porque, al fin y al cabo, son las personas las que tienen que vivir.

R.V.- ¿Cómo se fusionan los nuevos espacios con los que ya existen para que todo el conjunto esté dotado de sentido?
Beth Galí.- Lo más importante es que sean espacios diáfanos y limpios, porque la ciudad es tan compleja y caótica que se van acumulando objetos que ensucian el espacio público. Hay que dar una aportación de calidad que hace que la gente, a la vez que se remodela el espacio público, también mejora su espacio privado, por ejemplo, las fachadas de los edificios. Es un efecto dominó muy importante para dar calidad al espacio público.

R.V.- Pero muchas veces la gente se sorprende de los espacios públicos que las Administraciones construyen enfrente de sus casas.
Beth Galí.- Porque no se escucha a la gente. Para diseñar se tiene que escuchar a todos los protagonistas, tanto en espacio público como privado. Aquí empieza a haber la cultura de escuchar a los usuarios de los espacios públicos, pero hasta ahora no sucedía.

Para diseñar se tiene que escuchar a todos los protagonistas

R.V.- ¿España está muy atrasada en cultura del diseño?
Beth Galí.- España en general y Cataluña en particular, que es donde ha nacido la necesidad del diseño, ha sido muy pionera. Aquí, el diseño es muy responsable.

R.V.- ¿Cómo afecta los cambios que estamos viviendo en la vivienda, donde parece que la domótica gana terreno cada día, en el proyecto arquitectónico?
Beth Galí.- En estetam hay mucha exageración. La domótica no es otra cosa que unas instalaciones que están programadas que detectan cambios medioambietales y que facilitan al habitante una serie de actuaciones dentro de la vivienda. La dómotica aplicada con control energético es fantástica, porque muchas veces reutiliza como simple gadget y ahí está el error. Otro gran uso es para las personas discapacitadas, ya que la domótica les puede ayudar mucho su día a día y otorgar un cierto grado de independencia.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: