Noticias de Arquitectura


Cubren con falsa fachada inmueble artístico
febrero 8, 2008, 3:14 am
Filed under: Arquitectura Mexicana, Restauración

La remodelación de la antigua sede del INI modifica ejemplo de arquitectura funcionalista; solución contra el ruido, dicen

Sonia Sierra y Juan Solís
El Universal
Jueves 07 de febrero de 2008

cultura@eluniversal.com.mx

Ni la titular del Instituto Nacional de Bellas Artes —Teresa Franco—, ni el director de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas —Luis H. Álvarez— han respondido a las cartas enviadas por la arquitecta Margarita Chávez de Caso, quien con su esposo Alejandro Caso creó en 1963 el edificio que fue sede del Instituto Nacional Indigenista.

El inmueble es objeto, desde 2006, de una intervención que altera el sentido original de la obra, considerada pionera por el estilo de su fachada.

A diferencia del Super Servicio Lomas, construido en 1948 por el arquitecto Vladimir Kaspé y donde se iba a levantar la polémica Torre Bicentenario, en esta ocasión el Instituto Nacional de Bellas Artes —encargado de custodiar los monumentos del siglo XX— no detuvo y sí avaló los trabajos en una obra que aunque no cuenta con una declaratoria de monumento artístico, sí está incluida —como el edificio de Kaspé— en la Relación del INBA de inmuebles con valor artístico y en otros catálogos arquitectónicos.

Doce millones de pesos ha destinado en la presente administración la CDI a las obras de remodelación del antiguo edificio del INI. Las reformas internas, concebidas para dar más espacio a las bóvedas de conservación de los distintos acervos de la CDI, serán de carácter permanente, no así la doble fachada —creada según la Comisión para aislar del ruido—, que tendrá que ser retirada en cuatro años, por recomendación del INBA.

El plazo corresponde a la vida útil del material con que fue construida la falsa fachada blanca que ostenta en la actualidad este edificio, emblemático de la arquitectura de la segunda mitad del siglo XX en México.

El inmueble, dice la arquitecta, fue pionero, fue el primero que se construyó en México con cemento y agregados de mármol blanco en la fachada, un tipo de acabado que se inventó en nuestro país y que, posteriormente, fue característico de la arquitectura nacional durante la segunda mitad del siglo XX, con representantes tan diversos como Abraham Zabludovski y Teodoro González de León.

Si bien, Chávez de Caso recuerda que tras la visita de su hijo a la delegación Álvaro Obregón con miras a averiguar cómo y por qué se habían otorgado los permisos, las obras se pararon al día siguiente, el INBA dio el visto bueno a la intervención a finales de octubre del año pasado.

Hay razones de peso político, estima el arquitecto Víctor Jiménez, quien exalta el uso en la obra del concreto martelinado que abrió una tendencia en la arquitectura. “Cuando vi el revestimiento que le pusieron dije parece cartón, una máscara que abarata su arquitectura. Por esos mismos días veo que defienden el edificio de Kaspé que no tiene nunca la misma importancia y la contradicción me molesta. Creo que el INBA mide con dos varas: usa la dura cuando se trata de bloquear un proyecto del gobierno del DF, y usa la vara blanda cuando el encargado del edificio es un santón del PAN, Luis H. Álvarez. La inacción del INBA, en el fondo, es porque no se quiere pelear con el PAN”.

La arquitecta recuerda que la construcción de aquella obra en los años 60 representó “una acción de un valor intelectual increíble”.

“Se estaban cambiando muchas cosas de la arquitectura que se construía en ese momento en la ciudad y en el mundo, que era el funcionalismo. El edificio recupera los espacios, las proporciones, elementos de la arquitectura tradicional en México convirtiéndola en expresión de vanguardia”.

El año pasado, hace aproximadamente seis meses, tras enterarse de la intervención, ella escribió una carta a la titular del INBA, en este 2008 hizo lo propio con Luis H. Álvarez. En las cartas les decía que no entendía por qué se recubría el edificio con tablarroca. “Le decía (a Luis H. Álvarez) que me parecía que había asuntos más importantes para la Comisión que estar modificando un edificio que ya estaba construido y funcionando… Pero no he recibido ninguna explicación o respuesta”.

Y aunque reconoce que la Comisión no viola ninguna ley expone que el vacío está en la legislación cultural:

“Precisamente no existe ninguna ley que proteja la arquitectura contemporánea, la de la segunda mitad del siglo XX”.

Chávez acota que aunque no hay daños irreversibles, espera que se eche atrás. Y respecto al recurso de la tablarroca como aislante dice: “No es un argumento, la tablarroca no es más aislante del ruido que el concreto mismo”.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: