Noticias de Arquitectura


Oscar Niemeyer: pasión por la vida
diciembre 28, 2007, 5:48 am
Filed under: El Universal, Niemeyer

Rubén Aguilar Valenzuela
27 de diciembre de 2007

El formidable arquitecto brasileño Oscar Niemeyer (1907) cumplió 100 años el 15 de diciembre. Resulta increíble, pero lo hace en plena actividad. Ahora mismo trabaja en cinco grandes proyectos en Brasil, Italia, Alemania y España.

“La vida es lo más importante”, dice Niemeyer. Su pasión por vivir es un ejemplo a seguir. A propósito de la celebración ha expresado que “100 años es una bobada (…) Todavía pienso como una persona joven, como si tuviera 30 años. Nunca me voy a rendir a la vejez”.

Como expresión de su amor por la vida nos entrega su exuberante creación. Él siempre ha sido un innovador y ha sabido mantenerse a la vanguardia. En su momento fue capaz de romper con el funcionalismo de la Bauhaus, que alcanza su plenitud con la obra del alemán Mies van der Rohe.

La arquitectura de Niemeyer es ligera, flota como sostenida en el aire, y goza de una radical simplicidad. Es también, son otros de sus atributos, sensual y escultórica. Se basa en las formas ondulantes que ofrecen las curvas. Así como Mies van der Rohe estableció el principio de que “menos es más”, Niemeyer plantea que “las curvas son la solución natural”.

“Es la curva —abunda sobre el tema— que veo en las montañas de Brasil, en el cuerpo de la amante”. Su arquitectura propone una libertad total. En sus obras uno siempre se siente envuelto en formas continuas y limpias que prescinden de todo lo superfluo. Se trata de espacios ante los cuales no se puede permanecer indiferente. Se está en medio de una escultura, sus edificios tienen ese carácter, que resulta reconocible, pero que al mismo tiempo es única.

En 1945, cuando tiene 38 años, Niemeyer, nacido en Río de Janeiro en el seno de una familia burguesa y muy católica, se afilia al Partido Comunista. Nunca ha dejado su militancia. Siempre ha sostenido que la arquitectura no puede difundir una ideología en lo particular, pero que todo ser humano debe luchar por un mundo mejor. Las ideas de libertad, justicia e igualdad han inspirado su vida. En los años de la dictadura militar en Brasil (1966-1985), se tuvo que exiliar en París.

En 1934 inicia su trabajo como arquitecto en el histórico despacho de Lucio Costa y Carlos Leäo. Tiene 27 años. En 1947 con el suizo Le Corbusier diseña el edificio de Naciones Unidas en Nueva York. Junto con Costa empieza a trabajar en el proyecto de Brasilia en 1954 que se inaugura en 1960. Desde entonces es la capital del Brasil. El centro de la ciudad está considerado como Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO a partir de 1987.

En 1988 recibe el premio Pritzker, con el que alguna vez también fue galardonado el mexicano Luis Barragán. En 1989, a los 82 años, diseña el Museo de Arte Contemporáneo en Niterói, cerca de Río de Janeiro, que algunos consideran su mejor trabajo. Yo me quedo con sus obras en Brasilia. Este innovador permanente, heterodoxo y apasionado amante de la existencia nos invita, con su trayectoria personal y con su obra, a celebrar la vida, que es lo más importante. Feliz Navidad y Año Nuevo.

ruben.aguilarv@gmail.com

Profesor de la Universidad Iberoamericana

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: