Noticias de Arquitectura


2008, Año Niemeyer
diciembre 17, 2007, 4:33 pm
Filed under: El Universal, Niemeyer

Ayer, el embajador de Rusia en Brasil le impuso la Orden de la Amistad, concedida por un decreto de Putin

El Universal
Sábado 15 de diciembre de 2007 En los 60, Charles de Gaulle le concedió a Oscar Niemeyer un permiso especial para trabajar en el país europeo durante un periodo en que estuvo ahí exiliado a raíz de la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985.

Por otra parte, el presidente Luiz Inacio Lula da Silva elogió el pasado martes su proyecto para el centro cultural que llevará su nombre en Avilés, Asturias, España, durante la entrega al arquitecto brasileño de la Medalla al Mérito Cultural.

El presidente brasileño adelantó que hoy firmará el decreto que declarará 2008 como Año Niemeyer.

También, se anunció que el Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional (IPHAN) va a incluir en la lista de edificios protegidos 23 creaciones de Niemeyer en Brasil, y ayer, el embajador de Rusia en este país, Vladimir L. Tyurdenev, le impuso la Orden de la Amistad, concedida por un decreto de Vladimir Putin.

Prolífico generador de ideas

En sus recientes declaraciones al Times de Londres, Niemeyer se deja entrever una cierta melancolía; su perspectiva es que todos somos insignificantes y que aun cuando su trabajo es emblemático y referencia constante en su disciplina, él no le concede mucha importancia.

Siempre defendió el utilitarismo en la arquitectura, aunque paradójicamente, el llamado rey de las curvas, se distinguió por lo ornamental y la sensualidad en su obra. Él buscaba alejarse de la extrema simplicidad de las construcciones de la posguerra.

Quizá la más grande y siginificativa, entre muchísimas obras, fue el proyecto de la ciudad de Brasilia, una metrópolis concebida para ser capital, un proyecto visionario y espectacular con una arquitectura totalmente vanguardista para su tiempo.

Recientemente declaró el creativo “si fueran a Brasilia, pueden gustarles o no los palacios, pero no podrán decir que vieron antes algo parecido. Pudieron ver algo mejor, pero no parecido. Y eso es lo importante, que la arquitectura llame la atención por la novedad, por la espontaneidad”.

Mirando atrás

Oscar Ribeiro de Almeida Niemeyer Soares Filho nació en Río de Janeiro in 1907, en el vecindario de Laranjeiras —en una calle que después sería bautizada con el nombre de su abuelo Ribeiro, de Almeida— en el seno de una familia católica y burguesa.

Concluyó su educación secundaria al cumplir 21 años y se casó ese mismo año con Annita Baldo. El matrimonio lo hizo madurar rápidamente y decidió trabajar e ir a la universidad. Empezó en el taller de tipografía de su padre al tiempo que entró a la Escola de Belas Artes de Brasil, de la que se graduó como ingeniero arquitecto en 1934.

Empezó a trabajar sin paga —aunque tenía problemas económicos— en el despacho de Lúcio Costa y Carlos Leão; pues se sentía insatisfecho con la arquitectura que veía en las calles y pensó que podría hacer carrera ahí. Este equipo trabajó con el afamado arquitecto suizo Le Corbusier para crear el entonces nuevo edificio del Ministerio de Educación y Salud.

En 1939, trabajó con Costa en la creación del pabellón de Brasil de la Feria Mundial de Nueva York.

En 1945, y ya un arquitecto reputado, se unió al Partido Comunista, del que siempre ha sido un militante entusiasta y convencido, lo que le costaría tener que vivir en el exilio durante la dictadura militar de Brasil.

Fidel Castro alguna vez dijo “Niemeyer y yo somos los últimos comunistas de este planeta”.

En 1954, cumplió el sueño dorado de todo arquitecto, él y Costa fueron invitados por el presidente de Brasil, Juscelino Kubitschek, a crear el proyecto de una nueva ciudad capital en los llanos centrales y casi desiertos de esa nación.

El resultado fue Brasilia, hogar de algunos de los trabajos más impresionantes de este arquitecto, como la catedral, una corona de espinas que mira hacia el cielo, el Palacio Alvadora y el Congreso.

Estos edificios de curvas sinuosas y formas abstractas representaban una nueva arquitectura, un paso más allá del modernismo y un tributo a la naturaleza, particularmente a las formas femeninas, una de las grandes pasiones de Niemeyer.

“Las curvas” ha dicho en más de una ocasión “son la solución natural”. Sus edificaciones significaban un gran paso lejos del modernismo y funcionalismo de Walter Gropius y Mies van der Rohe, acercándose a un punto de vista más escultural. Niemeyer siempre consideró a la espartana escuela Bauhaus triste y aburrida.

Fue un pionero en el uso del concreto armado; el acero era caro y escaso en Brasil, por lo que su utilización se dificultaba, mientras que el concreto era barato y le ofrecía posibilidades interesantes en cuanto a formas.

Infatigable creador

Cuando se le ha preguntado cómo es su proceso creativo, él sencillamente responde “tomo la pluma y aparece un edificio”.

Creó lo que puede considerarse su mejor trabajo en 1996, a la edad de 89 años, se trata del Museo de Arte Contemporáneo de Niteròi, cerca de Río. Es una bellísima construcción ubicada en lo alto de un risco que toca la superficie tan ligeramente que parece flotar sobre la piedra. El edificio se refleja en un espejo de agua, lo que lo hace parecer un espejismo.

Hoy, sigue diseñando y está involucrado en una serie de proyectos incluyendo un monumento en Cuba y un gran centro cultural.

El 16 de noviembre de 2006, se casó, sin el conocimiento de la familia con Vera Lúcia Cabreira, una mujer 40 años más joven que, durante más de 15, fue su secretaria.

Niemeyer pretende celebrar el siglo “sin fanfarrias”, según reveló a la revista Istoé, con una “reunión muy simple” en su antigua residencia Casa das Canoas.

Al cumplir 100 años de vida asegura que la arquitectura no es importante, que sólo la vida lo es, y que actualmente sólo tres cosas le dan placer: la playa, las mujeres y el mar.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: