Noticias de Arquitectura


En conservación de CU no habrá tregua
septiembre 22, 2007, 5:48 pm
Filed under: Arquitectura Mexicana, El Universal, Patrimonio, UNAM

El rector Juan Ramón de la Fuente dio a conocer un plan de preservación mucho más agresivo, en el marco de la entrega de la declaratoria de la UNESCO a ciudad universitaria.

Yanet Aguilar Sosa
El Universal
Viernes 21 de septiembre de 2007
yanet. sosa@eluniversal.com.mx

Tras la declaratoria de Ciudad Universitaria como Patrimonio de la Humanidad, hoy se llevará cabo la ceremonia donde el director general de la UNESCO, Koichiro Matsuura, entregará al rector Juan Ramón de la Fuente el pergamino oficial de dicho reconocimiento.

En el acto, que tendrá lugar en la sala de usos múltiples de Rectoría, se rendirá un homenaje a creadores vivos que participaron en la edificación de Ciudad Universitaria.

A partir del anuncio de esta declaratoria de la UNESCO, la UNAM creó un plan de conservación más agresivo para preservar en mejores condiciones el área de las 730 hectáreas que conforman su trazo original.

Así, el rector De la Fuente, emitió dos acuerdos para la creación del Comité de Preservación y Desarrollo de Ciudad Universitaria, y otro por el cual se asignarán mayores recursos para el mantenimiento y conservación.

El pasado 17 de septiembre se dieron a conocer, a través de la Gaceta UNAM, los acuerdos que refrendan el compromiso de la casa de estudios en la preservación y mantenimiento de la Ciudad Universitaria, espacio que fue inaugurado el 20 de noviembre de 1952.

El área que es Patrimonio Cultural de la Humanidad comprende desde el Estadio Olímpico, las facultades de Filosofía y Letras, Derecho, Contaduría y Administración, Economía, Odontología, Medicina, Ciencias Químicas, Ingeniería y Arquitectura, la zona de museos, la alberca olímpica y los campos deportivos.

Ese espacio, en el que participaron más de 200 ingenieros y arquitectos, comandados por Mario Pani y Enrique del Moral, fusiona el pasado del México antiguo expresado en plazas como Monte Albán y Teotihuacán, con los grandes espacios abiertos relacionados con el paisaje, pero con las formas de la modernidad y la arquitectura funcionalista de mediados del siglo XX, a las que le integraron el muralismo mexicano.

Aunque el mantenimiento que realizan actualmente es bueno, no es el óptimo, reconoció Felipe Leal, coordinador de Proyectos Especiales de la UNAM.

El arquitecto y director del proyecto de integración del expediente que presentaron ante la UNESCO, asegura que se requiere un gran esfuerzo para mantenimiento correctivo, dado que en las últimas décadas, por el aumento de la matrícula, se hicieron adecuaciones a los edificios, se construyeron aulas, auditorios y oficinas que poco tienen que ver con la traza original y con la propuesta de vestíbulos libres, abiertos y transparentes.

En opinión de Leal, “preservar no significa prohibir, significa hacer las cosas bien; queremos seguir utilizando esta universidad, que sigan dándole uso el estudiante y el profesor, pero queremos que se haga por los caminos adecuados. Preservar su integridad es muy importante y se va a reforzar, estos últimos años se ha hecho bien”.

Entre las acciones correctivas no sólo están las adecuaciones a edificios de facultades y escuelas, también la transformación de la arquitectura paisajística. Hasta ahora se han sembrado arbustos, ficus y rosales donde existían explanadas extensas de césped y conjuntos de árboles que fueron planeados por el arquitecto Juan Barragán como si fueran floreros.

Con la declaratoria, explicó Leal, la UNAM se obliga a tener un plan de mantenimiento más intenso, pero también a difundir el campus universitario como un bien cultural a través de investigaciones, publicaciones y visitas guiadas.

“Se hará un centro de consulta donde la gente pueda llegar y tener acceso a todas las informaciones de carácter histórico y descriptivo, una pequeña sala de exposiciones donde se narre la historia con imágenes y proyecciones de video, pero sobre todo se debe preservar y difundir este espacio.”

Para el mantenimiento y conservación de la zona declarada Patrimonio de la Humanidad, la UNAM destina entre 2% y 3 % de su presupuesto anual, de ahí que trabajen en crear conciencia en la comunidad universitaria, como ya existe en la Administración Central y en el Patronato Universitario.

Felipe Leal dice que se requiere mantenimiento de infraestructura visible, pero sobre todo en la no visible, en las subestaciones eléctricas, las redes de aguas y drenaje, de tratamiento de agua y en las redes de cómputo, “infraestructura que no se ve pero es básica para el funcionamiento de la universidad”.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: