Noticias de Arquitectura


La vivienda, no sólo arquitectura
junio 25, 2007, 3:16 am
Filed under: Sostenibilidad

La revista ‘A+t’ publica ‘Dbook’ una reflexión sobre la ciudad sostenible con el análisis de 64 proyectos residenciales

TXEMA G. CRESPO – Vitoria – 13/06/2007

¿Cómo se están construyendo las ciudades? ¿Hasta que punto los ciudadanos ven resueltas sus necesidades en las diferentes propuestas de vivienda que les ofrece el mercado y la administración pública? ¿Qué es mejor, la densidad de las concentraciones urbanas clásicas europeas o la dispersión de las urbanizaciones de adosados y chalés? Éstas y otras preguntas llevan rondando por la redacción de la revista de arquitectura A+t desde hace un decenio, por lo menos. Fruto de sus reflexiones y dudas han surgido varios números y monográficos. El último, titulado DBook. Analisis visual de 64 proyectos de vivienda colectiva es, sin duda, el más ambicioso, con el estudio de edificios de todo el mundo.

“Siempre hemos mantenido cierta predilección por la vivienda colectiva, tan olvidada en las revistas de arquitectura, pero partir de 2000, comenzamos a estudiarla en profundidad”, explica Aurora Fernández, responsable y fundadora de A+T junto con el arquitecto Javier Mozas. Fruto de aquellas primeras investigaciones, fue el volumen titulado Density, en el que el análisis se centraba sólo en el aspecto arquitectónico. En DBook, el estudio les ha llevado, además, a incluir aspectos contextuales, que superan la arquitectura y que atienden a la sociología, el urbanismo, el medio ambiente o la economía.

Y, por supuesto, las dudas, que se presentan como la cuarta parte de DBook -las otras tres son density (densidad), diagrams (diagramas explicativos) y dwellings (viviendas)-. “Hemos querido que aquellos autores que habían incorporado a su diseño criterios de sostenibilidad tuvieran la oportunidad de hacerlo saber, porque suele ser un esfuerzo que rara vez aparece en las fotos”, explican. De este modo, cada proyecto va acompañado de un análisis concienzudo de los editores sobre la tipología del edificio y de las respuestas de los arquitectos a un cuestionario, hecho sin compromiso de respuesta. “El resultado es bastante desalentador, con algunas excepciones, y nos lleva a cuestionarnos nuestra idea de la buena arquitectura, porque no puede ser buena la ignorancia absoluta de cualquier consideración medioambiental”, reflexionan los editores.

Por supuesto, los autores no pretenden en ningún momento que su compilación tenga validez científica. Pero sí permite descubrir algunas tendencias de la arquitectura de vivienda colectiva contemporánea. Se ofrece en un voluminoso libro de gran formato con más de 400 páginas, en las que se presentan los 64 proyectos ordenados desde la menor a la mayor densidad de población en parcela. Pero también se valoran otros datos, como los ingresos medios al año del municipio, el plano de la situación del edificio en el territorio, espacios colectivos o parcelas de aparcamiento. Por supuesto, se incluyen viviendas de protección oficial y libre, apartamentos tutelados y casas de lujo, residencias universitarias y pisos de alquiler, de Asia, América, Europa y África.

El resultado no deja indiferente a ningún interesado en el desarrollo de la ciudad contemporánea. “Evidentemente, los proyectos se han seleccionado porque nos parecen buena arquitectura, pero también entendemos que la vivienda y la ciudad no son sólo arquitectura”, explica Fernández. La editora de A+t recuerda que han publicado una edición más pequeña y manejable, destinada a los estudiantes, porque el libro viene dotado de un componente informativo indudable. “La ciudad no sólo se construye con materiales; tan importantes como el propio edificio son los condicionamiento económicos o sociológicos de la zona y sus habitantes”, asevera.

¿Por qué estos proyectos y no otros? “Son los 64 ejemplos imprescindibles para mostrar que es posible una buena arquitectura sostenible”, resume Fernández. Por supuesto, no han elegido ninguna vivienda unifamiliar, pero hay propuestas que sorprenden como la de Scottsdale, en Estados Unidos, cinco viviendas con oficina en hilera. “Esta propuesta es una alternativa compacta al conocido paisaje de la dispersión, propio del urbanismo norteamericano”, señalan los editores. Además, inciden en un aspecto que cada día se valora más: al incluir lugar de trabajo junto a la vivienda, se evitan los desplazamientos.

La selección de obras, en las que dominan las grandes urbes como Barcelona, Viena, Madrid, Nueva York, Zúrich o Praga, también incluye dos aportaciones vascas. Se trata de dos complejos de viviendas levantados en la zona de Mina del Morro, en el barrio bilbaíno de Santutxu, un espacio recuperado para zona residencial. Son dos actuaciones residenciales de protección oficial muy bien relacionadas. Por un lado, el proyecto de Belzunce, Mauriño y Millán, 84 viviendas de alquiler, que se adaptan a la pendiente del comienzo del grupo Sagarminaga, para crear un complejo de edificios en hilera de baja altura, muy atractivos. Por otro, las cinco torres de los arquitectos De la Puerta y Burgos en la parcela superior, que se imponen con su rotundidad en el abigarrado tejido del barrio de Ollerías, y que se presentan como miradores sobre la ciudad.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: