Noticias de Arquitectura


Villa Chávez creó una arquitectura a la medida del hombre: García Oropeza
mayo 1, 2007, 5:09 pm
Filed under: México, Restauración

Patricia Carbajal

Notiecos/Colima.- El libro Gonzalo Villa Chávez, arquitecto, restaurador y acuarelista editado por el gobierno de Colima, a través de la Secretaría de Cultura, el Gobierno de Jalisco y Ecos de la Costa fue presentado ayer en la noche en la Pinacoteca Universitaria ante un público impaciente por conocer más de Gonzalo Villa Chávez.
El coordinador del proyecto, Luis Ignacio Villagarcía comentó que realizar este libro, llevó muchos años porque se recopilaron fotografías, dibujos, testimonios y escritos del mismo Villa Chávez, además se pidió la colaboración de personas que conocieron a Gonzalo Villa Chávez, como arquitecto, promotor cultural, maestro y como el extraordinario ser humano que era.
En su turno, el escritor y amigo del arquitecto Villa Chávez, Guillermo García Oropeza, recordó; ”Gonzalo fue egresado de la primera generación de arquitectos salidos de una escuela que el entonces gobernador de Jalisco, Jesús González Gallo decidió abrir en la Universidad de Guadalajara, para que su hijo no tuviera que irse a estudiar fuera del Estado”.
Para este proyecto se importaron siete arquitectos: tres Italianos, dos alemanes, un español y un austriaco, que siempre tuvo cara de niño cantor, el talentoso Erich Coufal.
Dirigida por Ignacio Díaz Morales, la escuela de Arquitectura de la UdeG surge en 1949, el director era un hombre tan severo, que el día que se casó fue a dar clases. Tenía una visión, formar arquitectos cultos, conocían de letras, de música pero además les daban una materia que fue la que marcó gran parte de la formación profesional de Gonzalo Villa Chávez, Geometría descriptiva.
Matías Geritz, rector de este estilo de arquitectura, es un representante muy claro de la escuela humanista de Arquitectura, de hombres de renacimiento, y eso mismo es lo que Gonzalo vino a traer a la escuela de Arquitectura de la Universidad de Colima, el rescate y restauración de edificios y casas. Crear una arquitectura a la medida del hombre.
Gonzalo, -agregó Guillermo García Oropeza- tuvo la suerte de conocer Italia, vivió en Venecia, sufrió el síndrome de Stendhal, amaba Italia, Venecia, adoraba el cine italiano, su pasión por la restauración, la elegancia y lograr hacer con un mínimo las cosas.
García Oropeza mencionó: “pero se regresó, yo tengo dos teorías sobre eso: creo que Gonzalo extrañó el pozole, es una, y la otra es que pienso que como ya estaba en la edad casadera quiso casarse con una mexicana porque las italianas eran muy mandonas.
En Guadalajara, Gonzalo Villa Chávez restauró varias obras: El museo regional, El Palacio de Gobierno de Jalisco que data el edificio original del siglo XVIII, La Iglesia de Santo Tomás, la Biblioteca Iberoamericana, La escuela de Música, Las fuentes de La Liberación, conocida como la plaza de las dos copas y muchas más.
Gonzalo Villa Chávez conoce a Alejandro Rancel Hidalgo y lo invita a trabajar a Colima, lo presenta con Humberto Silva Ochoa, entonces rector de la Universidad de Colima en ese tiempo, y se viene a fundar la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Colima. De la cual han salido grandes y buenos arquitectos. Gonzalo tenía demasiados talentos, era un excelente restaurador, acuarelista, dibujante, arquitecto, pero era muy apático, se borraba así mismo, tanto que se pasó la vida borrándose, hombre introvertido, silencioso y vulnerable, nació para que lo quisieran. Su gran amigo Alberto Isaac lo invitó a participar en la película Mujeres insumisas en la que actuó de galán de cine mudo, porque no se le entendió lo que dijo.
Fernando González, quien envió su texto y una disculpa por no poder asistir, escribió: “Gonzalo Villa Chávez era uno de los mitos de la escuela de Arquitectura de Guadalajara, recuerdo la primera vez que lo vi, pude comprobar todos esos mitos, era un hombre fuerte sin ser absoluto, vigilante de los detalles, su voz era como un susurro distintivo y pausado. Conversar con él era siempre un aprendizaje y un placer. Dedicar la vida a la restauración como él lo hizo es un acto de humanidad, no hay alardes ni influjos, los valoró con la inteligencia de un hombre bueno, entregado y sapiente, hombre noble y maestro de la vida”.
Por su parte el ex alumno de Don Gonzalo, Gabriel Gómez Azpeitia, dijo: “haber estado tan cerca en la preparación del libro es como verlo con todos los defectos de elaboración, pero para quienes tuvimos el gusto de compartir y conocer a Gonzalo Villa Chávez, vamos a valorar mucho este libro. Es un libro muy completo, tiene todos los elementos necesarios para un acercamiento, incluye entrevistas, que le realizó Marina Saravia, algunos textos del mismo Gonzalo publicados en la revista Palapa, que editaba la escuela de Arquitectura, aportaciones de Juan Soriano, Manuel Felguérez, la caricatura de Alberto Isaac, fotografías facilitadas por Gabriela, Fernanda y Andrés, planos y dibujos de su propia mano.
En su exposición, Gómez Azpeitia destacó la importancia al trabajar en la reconstrucción de su vida como arquitecto, hacer un análisis exhaustivo de cuáles son los principios que fundamentaron su obra. El respeto por el patrimonio edificado, el compromiso que tenía con las causas sociales, construir espacios dignos donde habitar, la responsabilidad que tenía de crear la calidad de vida y del medio ambiente, el rescate de obras como La Petatera que ahora es un hito y candidato a patrimonio nacional, el conocimiento de sus obras arquitectónicas, su trabajo en la restauración y construcción de casa, capillas, templos y el recinto en el que nos encontramos,
La Pinacoteca Universitaria en la cual conjunta dos grandes oficios: restaurador y arquitecto. Gabriel Gómez Azpeitia concluyó: desde el 2000 extrañamos su sonrisa, su mirada generosa y su actitud.
Para finalizar el rector universitario, Miguel Ángel Aguayo extendió un reconocimiento a la labor del coordinador del libro: Luis Ignacio Villa García y se comprometió a regalar un ejemplar de la obra a cada uno de los alumnos y docentes de la Facultad de Arquitectura para que tengan conocimiento de un gran hombre, Gonzalo Villa Chávez.


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: